Domingo, 17 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Matanza en Noruega y los medios europeos

E-mail Imprimir

La matanza en Noruega ha electrizado a los medios de comunicación europeos de una manera curiosa.

 

Basta con hacer un esfuerzo de imaginación y suponer que el terrorista asesino hubiese sido un musulmán con pasaporte noruego para ver en una perspectiva correcta la forma en que ha sido ttatado el tema en los medios y la prensa europeas.

En ese caso imaginario estaríamos enfrentados a una masiva campaña que ya estaría culminando en sesiones especiales de los parlamentos para despachar leyes que limiten mas aún los derechos de los ciudadanos; tendríamos a los estados bunkerizados y a los políticos exigiendo que se adopten medidas de seguridad en contra del peligro de Yihad (guerra santa) y de Al Qaida (a pesar de que el jefe fue asesinado por los soldados de Estados Unidos). Es decir estaríamos enfrentados a una histeria colectiva que además se manifestaría en ataques verbales y concretos en contra de cuanto ciudadano europeo con razgos “musulmanes” camine por las calles.

¿Pero, que ocurre en los hechos?

Los medios, desde un comienzo dejaron fuera del lenguaje informativo palabras claves: “derechista”; “extremista de derecha”, “racista”, xenófobo” y todo aquello que pudiese implicar de alguna manera a la derecha europea. Es decir han trabajado acuciosamente para limitar los daños políticos causados por este fanático. La derecha gobierna en muchos países de la UE...

Incluso el “documento” de 1500 páginas que publicó el asesino ha sido analizado en la perspectiva de que es el producto de un insano, de un loco, un demente.

Quien se de el trabajo de leer en partes el texto llegará a la conclusión fácil que no se diferencia para nada de los papeles, análisis y documentos que el Partido Progresista noruego y sus congéneres europeos de derecha y extrema derecha emiten regularmente.

Encontrará en los dichos y los escritos del criminal derechista todo el “mensaje” derechista xenófobo y brutal de los fascistas alemanes, franceses, holandeses, daneses y checos que está a disposición en internet. Se puede discutir sobre la calidad ortográfica y redaccional del texto pero que es un producto del conjunto de “ideas” que alimentan a la derecha extrema y xenófoba europea, lo es.

Por ello es especialmente grotesco que en los medios se gaste valioso tiempo informativo en delimitar, aislar al criminal, para que no manche a sus correligionarios, sus camaradas de ideas,.

De hecho la información de que fue miembro y dirigente regional del Partido Progresista noruego que obtuvo el 23% de los votos en las últimas elecciones y que nunca ha hecho ningún secreto de su xenofobia y su visión maniqueísta de la sociedad y la historia, asumiendo como suyas brutalidades teóricas como la “guerra de las culturas”, desapareció de los paneles informativos.

Vemos hoy en Europa a locutores que leen textos en los que se intenta en forma transparente y visible hasta para un niño que la “operación” está orientada a delimitar, a limitar los daños.

Incluso algunos comentadores insisten en la  variante psiquiátrica para aislar aún mas al criminal.

Alguno llegó a asegurar que “no es común que derechistas a ultranza asesinen a personas normales como este noruego”.

“Personas normales”. ¿O sea que es lícito matar a los que no son normales? ¿que son las personas normales? ¿arios puros de los tiempos de Hitler?.

Es realmente abismante como el control de la prensa ha llegado a límites casi intolerables y no hablo de la prensa privada en manos de consorcios y accionistas codiciosos, hablo de la televisión estatal y regional europea, desde hace años convertida en maquinaria de propaganda del neoliberalismo y controladora de toda, hasta la mas mínima disidencia.

Un ejemplo especialmente bizarro lo ofrece el tema Libia. Desde un comienzo la guerra  en contra del pueblo libio ha sido presentada como una guerra de “protección del pueblo” libio ante la agresión de su gobierno. Sin embargo hasta ahora la cuenta de muertos en el catálogo de la OTAN sube de dos mil y todos son civiles. Mujeres, hombres, niños que han sido bombardeados por error o por mala información de los espías que tienen en terreno para fijar sus objetivos. Desde bodas familiares en las que fueron asesinados todos los comensales, hasta hospitales y escuelas han sido bombardeadas por la OTAN para “proteger a la población civil”.

Sin embargo los medios insisten en el discurso que afirma que es el Gobierno el que está masacrando a su pueblo, mientras desde muchos lugares y desde informaciones de reporteros en terreno se informa que el grupo de insurgentes es pequeño; que el gobierno tienen una adhesión masiva y que las bombas hasta ahora han causado sólo el odio en contra de Europa especialmente Francia (ex potencia colonial en Libia) y el Reino Unido.

Europa parece ciega y sobre todo manipulada por sus medios que siguen gozando de un prestigio que hace rato que no merecen, con las excepciones que confirman la regla.

El caso de la matanza del derechista y racista noruego lo confirma una vez mas.

 

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar