Martes, 17 Octubre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Bicentenario Miserable - 200 años que el pueblo espera.

E-mail Imprimir

Pedro Santaemiliana

Practicamente el 90% de los chilenos tienen deudas crediticias. Sean estos de casas comerciales, bancos, cajas de compensación, isapres o privados.

El monto estimado del endeudamiento es de 6 veces sus ingresos anuales. Chile tiene la más alta estadística de deudores morosos, personas que estan fuera del sistema, trabajadores "independientes", temporeros, a contrata, por proyectos. Estas formas de comprar mano de obra cumplen una sola función; asegurar la volatilidad del mercado, bajar los precios de la mano de obra, generar altas ganancias para los empleadores y desde el punto de vista del márketing aumentar la ansiedad social, el deseo por el consumo y la motivación por la competitividad. En definitiva Chile es el paraíso de los inversionistas, especuladores agentes neoliberales; y como guinda de esta torta de medidas, normas y pautas de conducta, tenemos una institucionalidad impuesta a punta de balazos, desapariciones, asesinatos, amenazas, ninguneo, clientelismo político y prostitución a todo nivel.

El Chile post dictadura de Pinochet y post Concertación es la culminación de dos siglos de ignominia, guerras civiles y conductas distantes a años luces del humanismo, la solidaridad, el respeto a los seres humanos, la dignidad, la consideración y los derechos mas elementales hacia las mujeres, los niños, los ancianos, profesionales, dueñas de casa, pobladores y trabajadores.

El Chile donde una madre tira su bebe a la basura, lo deposita en el baño de un bus, donde las jovencitas tienen que aprender a ser objetos sexuales desde pequeñas y muchos jóvenes golpeadores innatos, el Chile manejado por las líneas de crédito, los cupos bancarios, las tazas de interés. El Chile claudicado frente a una camarilla de la defensa nacional que vive en una sociedad aparte - distante de la "sociedad civil", el Chile de las re pactaciones y los cargos y comisiones de los bancos y de los créditos hipotecarios de por vida sobre propiedades cuyo valor es falseado hasta el vómito. Ese Chile miserable puede que se esté preparando para terminar con la bacanal neoliberal-binominal-militar y salga a la calle y termine de una vez para siempre con la partuza, con la indecencia de engullir el dolor, el trabajo, las ilusiones y las esperanzas de sus compatriotas.

Ese Chile estudiantil, familiar, sindical, popular está comprendiendo día a día que no basta con rezar, no basta con protestar, no basta con esperar y menos con aceptar las reglas, las normas y una legalidad que solo sirve para asegurar los bienes, la ganancia y la legitimidad de una camarilla vende-patria, desarraigada, binominal y facistoide.

El Chile de la mayoría de los chilenos y chilenas mas temprano que tarde arribará a su primavera y pondrá fin al bicentenario de las miserias

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar