Viernes, 20 Octubre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Felipe Camiroaga: “Santo Subito”

„Santo Súbito“ gritaban los fieles católicos en la plaza frente a la Catedral de San Pedro en Roma cuando se dio a conocer el fallecimiento del Papa Juan Pablo Segundo.

 

En Chile parece que estamos al borde de que las multitudes griten lo mismo por Felipe Camiroaga.

Es realmente notable que los chilenos le tengamos un miedo tan grande a hacer el ridículo y lo hagamos con tanto entusiasmo en ciertas ocasiones.

Quien lea los panegíricos que se escriben acerca del fallecido actor, locutor y animador de televisión fallecido en el trágico accidente del Archipiélago Juan Fernández, debe creer estar en un país de locos.

Por otro lado es realmente chocante el abuso que significa por parte del personal que trabaja en la televisión el aprovechamiento que hacen del poder de comunicación masivo que tienen para presentar espectáculos que mas parecen comedias que manifestaciones de dolor o pena por la muerte del actor chileno.

Cuando los integrantes del programa Buenos días a todos hacen víctima a Chile entero y a los televidentes del extranjero de nuestra televisión de una „ceremonia“ en que lloran al compañero fallecido. Cuando uno lee las crónicas necrológicas en torno al personaje termina por pensar: „¿se volvieron locos?.

Nadie puede dejar de lamentar que un hombre joven con una tan exitosa carrera en los medios haya perdido la vida en la forma en que la perdió Camiroaga. Pero un poco de sensatez debería frenar al personal de televisión. En la FACH deben estar igual o mas afectados. Perdieron la vida en el accidente personas de alto valor como la piloto del avión, un ejemplo de mujer chilena. Valiente, y capaz. Unos soldados de la Fuerza Aérea que también tienen valores muy altos y que deben ser llorados en sus unidades como lo hacen los empleados de la televisión con Camiroaga, pero la diferencia está en que los locutores y otro personal de la televisión abusan de su posición e imponen al resto del país -sin querelo quizás- su dolor como si fuera el único posible.

La gente sencilla reacciona como lo hace motivada por el teatro que hacen con la muerte del actor Camiroaga.

Por eso es realmente aconsejable que cesen con las actuaciones, con los panegíricos. Camiroaga era un locutor de calidad y un animador con humor. Era un hombre rico por los altos honorarios que recibía por su trabajo en la televisión. Tenía sueños como los tienen millones de chilenos y tuvo el privilegio por su condición física y su personalidad de poder tener los medios para realizarlos, pero elevarlo a la altura de los grandes de Chile, los grandes de la cultura, el arte, la política y el intelecto es como mucho. Porque todo lo que escriben y hacen en torno a la muerte de Camiroaga es propio de un grande de Chile.

Reitero, nadie tienen nada en contra ni puede tenerlo en que sus compañeros lo lloren y lamenten su pérdida, pero ella no es una desgracia nacional , no es un quiebre en la historia de Chile. Es un accidente trágico en que perdieron la vida 21 personas. Todas valiosas y tan valiosas en sus respectivos medios como lo fue Camiroaga.

Una cierta mesura debería frenar este teatro que desde afuera lo deben mirar un poco con ironía.

El Mercurio denuncia con „horror“ que en Argentina se „burlaron“ de Camiroaga en un programa de televisión.

No lo hicieron. Lo que hicieron fue hacer un programa en que ironizan con el patetismo chileno en la televisión. Con los llamados a „santo subito“ que deben estar en los labios de mas de algún exagerado, pero que parece que un último pudor lo detiene.

Que todo el asunto es una bienvenida distracción para los problemas graves y colectivos que afectan a Chile, lo es, pero ese es otro cuento.

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar