Jueves, 19 Octubre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Colombia elecciones: ciudadanos furiosos queman urnas de votación en todo el país

José Arlex Arias Arias, La Verdad, Cartagena, noviembre 8 de 2011
A escasos días de finalizadas las elecciones e iniciados los escrutinios del último proceso electoral para elegir autoridades territoriales, estos son algunos de los fragmentos de la prensa regional y nacional: “Asonadas dejan 19 Registradurías incineradas. El presidente Santos reveló que existen disturbios en 50 municipios, donde los habitantes están descontentos con el proceso electoral, acusado de corrupción”; “…Me duele ver algunos malos perdedores respirando por la herida y a otros acudiendo a la violencia en varias poblaciones para tratar de expresar su frustración a través de actos violentos”, dijo el presidente Santos y le pedía a la fuerza pública emplearse a fondo para controlar el orden público”; “el subdirector de la Policía, general José Roberto León Riaño, reportó 31 capturas y anunció que se adelantan 15 investigaciones para identificar a los responsables de los disturbios…”

Los medios de comunicación hicieron el resumen de lo que sucedía en el país: En casi el 25% de los municipios de Bolívar hubo disturbios, quemas y pedreas a varias Registradurías e incineraron viviendas de alcaldes actuantes y electos. El terror se regó por Mahates, Villanueva, San Estanislao de Kostka o Arenal Norte, El Carmen de Bolívar, Zambrano, Santa Rosa de Lima o Norte, Clemencia y corregimientos de Santa Catalina como Loma Arena. El Gobernador de Bolívar prorrogó la Ley Seca en los municipios antes nombrados y la extendió a Calamar, Magangué, María Labaja y Córdoba, debido a los disturbios ocasionados por la inconformidad de la población frente a los resultados electorales. En Cartagena los partidos minoritarios denunciaron que, habiendo cumplido con el Umbral y la Cifra Repartidora del Concejo, la Registraduría, en un caso insólito pero premeditado, no les asignaba las curules a las que tenían derecho una vez emitió el último informe con el 97.18% de las mesas informadas.
Fue incendiada la alcaldía en Ponedera (Atlántico) y en Fundación y Sitio Nuevo -en Magdalena- hubo reacción de la población. En el Valle, el presidente Santos le pidió a la Registraduría hacer nuevo conteo de los votos para gobernador. En ese departamento se presentan disturbios en Yumbo, Jamundí y otros municipios. Lo mismo sucedió con el conteo de votos en Armenia y Pereira. En varios municipios se pidió la repetición de las elecciones, como en Bello (Antioquia), donde ganó el voto en blanco; en El Tablón (Nariño), Juradó (Chocó) y La Palma (Cundinamarca), por quema de material electoral; y en Ponedera (Atlántico), por incineración de la Registraduría.
En Chiriguaná (Cesar) también ardió en llamas la registraduría. Se implantó la Ley Seca en Sahagún (Córdoba) y Sincelejo (Sucre) fue militarizada por el riesgo de desmanes. En Tolú, también en Sucre, fue atacado con piedras el colegio Santa Teresita, donde se efectuaban los escrutinios; en Liborina y Sabaneta (Antioquia), el estrecho margen en la votación fue el detonante de las protestas. En Juradó (Chocó), quemaron las urnas de algunas zonas de votación. En Cómbita (Boyacá) hubo protestas por el traslado del material electoral a Tunja. En Chocó fue elegido un gobernador inhabilitado con una sentencia del Tribunal Superior de Quibdó por delito de peculado oficial diferente. De esa índole fue el resumen de los medios de comunicación; en cerca del 10% de los 1026 municipios hubo desordenes.
Ante este panorama el presidente Santos dijo: “no vamos a permitir que ningún acto violento manche estas elecciones que el mundo entero ha señalado como una demostración de que Colombia tiene una democracia actuante, dinámica y que garantiza el sagrado derecho al voto”. ¡Cómo se contradice con la verdad y la evidencia de los hechos! El pueblo no está enojado porque sea violento sino por lo corrupto del Sistema Electoral que Santos quiere conservar puesto que le sirve a su Unidad Nacional. El “santo-uribismo”, para profundizar el modelo neoliberal, necesita de estos remedos de democracia en la cual se hace más patente el fraude y la manipulación, maquillada por seudoizquierdistas y los grandes medios de comunicación. Pero el pueblo, en su sabiduría, tendrá ese día en que se sintetizan años y unificará a todos los indignados para cambiar el rumbo del país, muy a pesar de los esfuerzos de los detentadores del Poder y sus oportunistas aliados.
¡Hasta el tahúr más empedernido puede perder la principal partida de póquer!

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar