Viernes, 15 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Noam Titelman, de la Nueva Acción Universitaria (NAU): Quién es y a qué llega el nuevo presidente de la FEUC

Macarena Vega P. Para el diario El Mercurio on-line.
Tiene 24 años, estudia dos carreras -Ingeniería Comercial y Letras-, y dice que no admira a ninguno de los referentes políticos chilenos actuales. Aun así, Noam Titelman se convirtió en el nuevo presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, y ya se prepara para hacerse cargo del pesado legado que Jackson, su predecesor, le dejó en la Confech.

Dice que la verdad es que no es fanático de la política. Antes prefiere la literatura, los idiomas, la economía y, por encima de todo, el trabajo social. Al tratar de elegir un referente político actual, tras un largo silencio, dice que no encuentra ninguno. "La política es un mundo... no muy bonito. Si bien tengo muchas ganas de meterme para cambiarlo, debo confesar que no es algo que me agrade mucho", dice Noam Titelman (24), desde el jueves presidente electo de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC). Recién está recuperando las horas de sueño que sacrificó por la campaña, pero está contento: obtuvo el 52.7% de las votaciones en una elección que la misma Universidad Católica tildó como la más importante de los últimos años, donde votaron -en segunda vuelta- 13.575 Estudiantes. Casi un 70% del alumnado.
Titelman se identifica con la izquierda, pero tiene una postura crítica y tajante tanto del Gobierno como de los parlamentarios de todos los sectores. Dice que "no han dado el ancho" para enfrentarse al conflicto, y, al igual que la presidenta de la FECh, Camila Vallejo, rechaza el acuerdo Alianza-Concertación. Le toca unirse a la Confech precisamente después de que la última encuesta Adimark mostrara una notable baja en el apoyo al movimiento estudiantil, pero lo atribuye a un cansancio natural, y desestima que el movimiento haya perdido fuerza. "Efectivamente ha bajado el apoyo, pero sigue siendo altísimo, y esto no es una competencia de popularidad, pero cuando se compara el apoyo al movimiento estudiantil con el apoyo al Gobierno o a la Concertación, la diferencia es tremenda, y que la clase política se haya subido al carro a decir que la gente ha cambiado de opinión, pucha, es un poco fresco", dice.
Actualmente, Titelman está en quinto año de Ingeniería Comercial, y en cuarto de Letras, y en ambas carreras está entre los primeros de la clase. Reconoce que es más bien tímido, y el creciente interés mediático por fotografiarlo y hablar con él es algo que le resulta extraño. Por lo mismo nunca participó en el centro de alumnos de su colegio, el Instituto Hebreo, ni tampoco postuló a ningún cargo en sus primeros años de universidad. No sabe cómo dejó de lado la timidez: "yo creo que tuve que superarlo porque sentía un llamado a hacer cambios, y me daba cuenta de que era necesario hacerlos con mucha más gente. Que solo no podía hacer nada", cuenta.
Presidente del Centro de Alumnos de Letras y delegado Confech
El impulso definitivo que lo hizo entrar en política fue el año que pasó haciendo clases en la Escuela Popular Paulo Freire, donde hacía una hora de reforzamiento de matemáticas para jóvenes que preparaban la PSU. "Esos cabros se sacaban la mugre porque querían estudiar, y yo tenía la sensación de que estaba mintiéndoles cuando les pasaba la materia, porque sabía que en el fondo, tal como estaba el sistema, la gran mayoría de ellos no iba a poder estudiar lo que quería. Quizá ni siquiera iba a poder estudiar", dice Titelman.
Fue entonces cuando decidió postular al Centro de Alumnos de Letras (CEL), el que presidió hasta que tuvo que renunciar para ser candidato a la FEUC. Paralelamente, fue escogido por el Consejo de Presidentes de la universidad para ser delegado Confech, por lo que durante el último año acompañó a Giorgio Jackson a las reuniones, conoció al resto de los dirigentes, y pudo seguir de cerca lo que pasaba con el movimiento estudiantil. Jackson dice que por el mismo trabajo que les tocó realizar juntos se hicieron amigos: "Tenemos una muy buena relación. Es una persona muy culta, que no viene con doble discurso, y que trabaja bien y desde la humildad, lo que va a ser muy interesante", asegura. Pese a que se ha dicho que Titelman va a ser más duro que Jackson, él asegura que va a seguir la misma línea del todavía presidente de la FEUC, ya que pertenecen al mismo movimiento, y tienen los mismos lineamientos.
Distinta es la percepción de quien fue su adversario político en las elecciones, Juan José Silva, del Movimiento Gremial. En su opinión, la personalidad conciliadora de Titelman podría opacarlo frente a otras voces más duras dentro del movimiento. "Yo creo que Noam es una persona conciliadora, -y sería muy sano que él le transmitiera eso a su movimiento-, pero siento que liderazgos más fuertes de afuera le pueden pasar por encima, porque es alguien muy, muy, muy tranquilo, y no lo veo sacando una voz fuerte", dice Silva, que de todas formas enfatiza en que le desea la mejor de las suertes.
9 años en Israel
Nació en Israel, donde vivió hasta los nueve años. Sus padres, Eduardo Titelman y Daniela Nassau, son chilenos, vivieron un tiempo allá, pero volvieron porque lo consideraban un país "demasiado complejo". "Mi familia en general, y yo también, somos muy pro paz, pro un Estado Palestino, y ese es un tema muy difícil. Siempre hemos creído que hay necesidad de que haya paz en medio oriente, lo que lamentablemente todavía no ha llegado", dice.
Para sus cercanos, hay dos cosas irrefutables acerca de él: su inteligencia y su responsabilidad. Esto último, sin embargo, tomó tiempo. "Era inquieto y medio malulo al principio", cuenta su padre, profesor de Economía en PentaUC, y próximamente en la USACH, que además presidió el Centro de Investigación Minera y Metalúrgica y fue vicepresidente ejecutivo de la Comisión Chilena del Cobre.
"Querían hacerme repetir prekinder, porque era malo y bastante antisocial", cuenta divertido Noam Titelman. Se volvió "mateo" cuando empezó la enseñanza media, de donde salió con un 6.8. Ha hecho talleres de cuento, clases de inglés y francés (también habla hebreo), e incluso probó con el saxofón y la armónica, aunque finalmente tuvo que asumir que no era lo suyo. También fue ayudante de Microeconomía I, Macroeconomía II, Teoría Literaria II, Narrativa Chilena del Siglo XX, y un curso de habilidades comunicativas para ingenieros. Eso además del programa PEDAL, que implementó en el CEL para incentivar la lectura a niños en situación vulnerable. Sus promedios bordean el 6.2 en Ingeniería y el 6.7 en Letras, aunque reconoce que bajó su desempeño por las elecciones, y que el próximo año congelará sus estudios. Pese a que la UC no estuvo mucho tiempo sin clases, dice que a nadie le gustan las tomas y paros, pero son "síntomas de un sistema injusto", y encuentra "heróico que haya Estudiantes dispuestos incluso a perder el año".
El profesor Francisco Gallego -que le enseñó Microeconomía I y que actualmente le hace clases de Evaluación de Políticas Sociales-, lo define como "extremadamente brillante". Por lo mismo, además de pedirle que fuera su ayudante, lo llevó como asistente a JPAL, una ONG internacional que hace estudios para proyectos de superación de la pobreza, con base en el MIT. "Es muy capaz, y creo que va a ser muy útil para el movimiento tener a alguien que entienda lo que es economía", dice Gallego. En efecto, Titelman tiene clara su postura ante temas como la reforma tributaria, que considera una medida necesaria a nivel país, no sólo para la educación. También se muestra disconforme con las propuestas del Ejecutivo: "En este momento el Gobierno está planteando gratuidad para los dos primeros quintiles, cuando la primera familia del quinto quintil gana aproximadamente $254.000 per cápita. Es imposible financiar un arancel actual con ese tipo de ingreso, por lo que no es una locura lo que estamos planteando", sentencia, y asegura que el movimiento va a seguir hasta ver resultados concretos.
ACUERDO ALIANZA CONCERTACIÓN
''Hemos tenido una clase política que no ha dado el ancho. No es que estemos en contra de los consensos, eso es absurdo. Pero consenso es una palabra vacía si uno no dice sobre qué, en qué tema, y en qué términos".
BAJA EN LA APROBACIÓN DEL MOVIMIENTO
''Efectivamente ha bajado el apoyo pero sigue siendo altísimo, y esto no es una competencia de popularidad, pero cuando se compara el apoyo al movimiento estudiantil con el apoyo al Gobierno o a la Concertación, la diferencia es tremenda, y que la clase política se haya subido al carro a decir que la gente
ha cambiado de opinión, pucha, es un poco fresco".
REFORMA TRIBUTARIA
''En Chile tenemos un sistema tributario pésimo que termina agravando más a la gente con menos recursos, y abrirse a una reforma tributaria me parece el paso lógico. Ahora, es un tema que se va a tener que discutir con muchos más sectores, no solamente del mundo estudiantil, tiene
que ser una discusión que se dé en todo el país.
GRATUIDAD
''Chile tiene los aranceles más caros del mundo, y cuando decimos que queremos avanzar a la gratuidad, es que queremos revertir esa situación. Lo que se ha hecho finalmente es inyectar un poco más de recursos, y cambios cosméticos, que ni siquiera está muy claro en qué dirección van. Ya se nos ha hecho
varias veces lo mismo".
Las definiciones de Titelman:
Mi militancia:
"No milito en ningún partido y tampoco me interesa mucho hacerlo".
Cómo me identifico políticamente:
"Tradicionalmente nos han posicionado ahí, y yo creo que definitivamente me siento identificado con la izquierda, pero la verdad es que esa etiqueta de centro izquierda ha sido tan manoseada que me cuesta sentirme identificado con ella".
Los presidentes a los que admiro:
"Me gustan mucho Pedro Aguirre Cerda y Eduardo Frei padre, no el hijo".
Mis referentes:
"Falta un nuevo referente en política. Yo creo que todo el mundo está cansado de los referentes que están hoy día".
Mi opinión sobre los políticos actuales:
"Están más o menos con la misma nota, que no es muy buena, así que me cuesta decir el mejor y el peor. Pero yo creo que dentro de la UDI está lo peor de la política chilena".
Mi libro de cabecera:
"La desesperanza, de José Donoso".
Mis músicos favoritos:
"Violeta Parra, Víctor Jara, Chico Trujillo y Los Fabulosos Cadillacs. La electrónica me aburre un poco".

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar