Sabado, 16 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Krassnoff pide en carta que Piñera "cumpla su compromiso"

22 de noviembre de 201.- 1 El brigadier (r) del  Ejército, Miguel Krassnoff, condenado a más de 140 años de cárcel por violaciones a los derechos humanos,  envió una carta a los asistentes al polémico homenaje en su nombre realizado ayer en el Club de Providencia.

En ella, el ex miembro de la DINA asegura – entre otros temas- que es inocente y que espera que el Presidente Sebastián Piñera “cumpla con su público compromiso de hacer respetar las leyes y la justicia”.
El lnes recién pasado en el mencionado lugar – y pese a una funa de personas vinculadas a los Derechos Humanos- cientos de adherentes de Krassnoff  se reunieron en la presentación de la cuarta edición en castellano del libro “Miguel Krassnoff. Prisionero por servir a Chile”.
En una extensa carta, que fue leída ayer en el evento, Krassnoff expuso que “el irrestricto apoyo y notable actitud demostrada por todos los integrantes de esta mi familia, no me permiten bajo ningún punto de vista ser menos que ellos en ninguno de los aspectos o circunstancias que deba desafiar; todo ello sin perjuicio de mantener aún la esperanza que el Sr. Presidente de esta República cumpla con su público compromiso de hacer respetar las leyes y la justicia en Chile para que estas rijan por igual para todos los chilenos que tenemos la bendición y responsabilidad de habitar esta maravillosa tierra”.
El ex militar se refiere a un supuesto acuerdo del Mandatario, cuando era candidato a la Presidencia, con militares en retiro, donde se habría comprometido para que no se alargaran los juicios por Derechos Humanos.
Krassnoff no sólo habló de ello, sino que aseguró que era inocente de los delitos que se le imputan y que cumple su condena en un “verdadero campo de prisioneros políticos”.
“No me han llevado las autoridades a la cárcel sino a un verdadero campo de prisioneros políticos. Allí enfrento un encierro inexplicable, junto a un determinado número de Soldados entre los cuales - a la época de los hechos que constituyen las espurias acusaciones de inexistentes presunto ilícitos- éramos jóvenes uniformados subalternos como últimos eslabones de una larga y compleja cadena de mandos. Mis subalternos, mis camaradas y yo, que  enfrentamos por ello gravísimas  consecuencias personales -al igual que nuestras inocentes familias-  actuamos en los sucesos de 1973 y años inmediatamente posteriores conforme a órdenes, instrucciones, organización, métodos y preparaciones que nos habían sido concedidas e inculcadas por el propio Estado y sus autoridades políticas nacionales”, dijo.
“Está jurídica y legalmente mil veces comprobada mi inocencia, y la de mis subalternos, de los cargos que me han formulado, con el agravante que existen actualmente en Chile leyes totalmente vigentes que me benefician, incluso en el caso hipotético de que yo efectivamente hubiese cometido los peregrinos delitos de los que me hacen responsable durante mi destinación en un organismo de seguridad creado precisamente para contrarrestar el terror”, añadió.
El militar en retiro también aclaró que la Fuerzas Armadas no fueron “golpistas”, ni “gorilas” el 11 de septiembre de 1973.
“El 11 de Septiembre de 1973, no ocurrió un “Golpe”; fue, legítima e institucionalmente una Intervención Militar exigida por el clamor de todo su pueblo y avalada por dos de los Poderes más importantes que constituyen la organización administrativa de la Nación: El Poder Legislativo y el Poder Judicial”, expuso Krassnoff.

Según Krassnoff, él y sus subalternos son víctima de “la venganza del adversario derrotado de ayer”, el que –añade- ha influido en las condenas.
“Lamentablemente, determinados Jueces, amenazados y/o presionados por los gobiernos  posteriores al Gobierno Militar, han transgredido las leyes y no han respetado ni el espíritu ni la letra de estas leyes, procediendo a procesarme y a encarcelarme, basándose -repito- exclusivamente en los antecedentes que los propios extremistas les han proporcionado. Como ejemplo de esta prevaricación e injusticia, les cito que el Juez que más procesos y condenas me ha formulado, nunca me ha interrogado. No lo conozco ni lo he visto nunca personalmente. En lo expuesto, se basa mi irrenunciable lucha por mi inmediata libertad, por la de mis subalternos y por proporcionar a nuestros amados seres queridos el más que merecido sosiego en sus respectivos atribulados corazones”, indicó.
“Como ejemplo de esta prevaricación e injusticia, les cito que el Juez que más procesos y condenas me ha formulado, nunca me ha interrogado. No lo conozco ni lo he visto nunca personalmente”, añadió.
 

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar