Lunes, 11 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

El árbol de Pascua o Navidad: tradición mas antigua de lo que se puede creer

El árbol de pascua o navidad como es el uso actual para nombrar estas fiestas, mas que un simple símbolo fálico como podría ser descrito por un desvergonzado, tiene una larga tradición en Europa y en los países “europeos” de América.

El uso del árbol, adornado y venerado por los Druidas de Europa central, cuyas creencias giraban en torno a la sacralización de todos los elementos de la naturaleza. Estos pueblos celebraban el cumpleaños de uno de sus dioses adornando un árbol perenne, coincidiendo en cercanía con la fecha de la Navidad cristiana. La fecha en que se celebra la fiesta navideña en Europa es el comienzo del invierno y el sol declina en la latitud donde está el continente como lo hace en el sur de Chile a la altura de Puerto Natales. Es decir hace un trayecto corto muy cerca del horizonte y parece que desaparecerá. Por ello los ritos con fuego y luces para conjurar la pérdida de luz. Los mapuches hacen fuego en la fecha coincidente  en Chile (el 21 de julio), que es el comienzo del invierno en esa latitud.
En la culura germánica de Europa continental el árbol tenía el nombre de Divino Idrasil (Árbol del Universo), en cuya copa se hallaba el cielo, Asgard y el Valhalla; mientras que en las raíces profundas se encontraba el infierno. El territorio actual de Alemania hasta la orilla del Rhin y hacia el norte en lo que hoy es Dinamarca; Noruega; Suecia; finlandia y parte de Polonia, vivían unos 20 mil habitantes hace cinco o seis milenios. Sus tradiciones están tan fueremente arraigadas que aun perviven, con otros contenidos y otras formas, pero conservando en parte lo antiguo. Es como la tradición mapuche que debe tener un par de miles de años. Se supone que ese pueblo llegó despuó durante la última glaciación al territorio que hoy es Chile (12 mil años). Hay otros que sostienen que fue mucho antes. En todo caso los mapuches siguen celebrandoi su “Año Nuevo” en julio.
Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Freya, diosa del Sol y la fertilidad, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad cristiana. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín); y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Posteriormente con la evangelización de esos pueblos, los cristianos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Jesús, pero cambiándole totalmente el significado.
Se dice que san Bonifacio (680-754), evangelizador de Alemania, tomó un hacha y cortó un árbol que representaba al Yggdrasil (aunque también pudo ser un árbol consagrado a Thor), y en su lugar plantó un pino, que por ser perenne, simbolizó el amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas. Las manzanas simbolizaban el pecado original y las tentaciones, mientras que las velas representaban la luz de Jesucristo como luz del mundo. Conforme pasó el tiempo, las manzanas y las luces, se transformaron en esferas y otros adornos.
Después se agregó la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol, enviados por los Reyes Magos, Olentzero o Papá Noel dependiendo la leyenda de la región donde se encuentre.
Es posible que el primer árbol de Navidad, como lo conocemos en la actualidad, se registre en Alemania, donde se implantó por primera vez en 1605 para ambientar el frío de la Navidad, comenzando así su difusión. También en esos tiempos Alemania era como escribió Heine el poeta “Una leyenda de invierno” y la nieve ya había caído y se quedaba por largo tiempo transformando el paisaje ocuro y con días en los que se oscurece a las 16 horas y amanece tardísimo. Por ello las luces y el fuego y la reunión forzada de la familia o el clan en los espacios tibios ya que es imposible sobrevivir sin estar resguardado en esas condiciones.
A Finlandia llegó la tradición en 1800, mientras que a Inglaterra lo hizo en 1829, y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria.2
La costumbre de adornar el árbol navideño en los hogares españoles fue traída en el año 1870 por una mujer de origen ruso llamada Sofía Troubetzkoy, que después de enviudar del duque de Morny, hermano de Napoleón Bonaparte, contrajo segundas nupcias con el aristócrata español Pepe Osorio, el Gran Duque de Sesto, uno de los mayores promotores de la Restauración borbónica que permitió a Alfonso XII reinar. Por ello, parece ser que la primera vez que se colocó un árbol navideño en España fue en Madrid, durante las Navidades del año 1870, en el desaparecido palacio de dichos nobles, el palacio de Alcañices, ubicado en el Paseo del Prado, esquina con la Calle de Alcalá.
En Chile estuvimos adscritos a la tradición de celebrar la Pascua solo como una fiesta religiosa hasta la década de los 40 -50 . Los niños recibían regalos para “Reyes” es decir el 6 de enero cuando se supone que llegaron al pesebre donde nació el profeta cristiano a adorarle y llevarle regalos. El pesebre sobrevivió como vieja tradición que es, pero fue “cubierto” por Papa Noel; el Viejo Pascuero cuya imagen fue fijada por un artista norteamericano en una cartel de propaganda para la Coco-Cola.
La Pascua comenzó en Chile a ser el día en que los niños recibían regalos y se transformó en la fiesta de la infancia en Chile. Si bien los adultos particupan, pero la gran fiesta chilena es el Año Nuevo, donde son los adultos los que celebran y hacen cábalas y sueñan con el año que comienza.
La tradición de adornar el árbol navideño parece que se inició en Alemania y Escandinavia en los siglos XVI y XVII, extendiéndose posteriormente a otros países europeos.1 Para su decoración se emplea en la actualidad una gran diversidad de objetos y elementos, siendo los más tradicionales:
Estrella: colocada generalmente en la punta del árbol, representa la fe que debe guiar la vida del cristiano, recordando a la estrella de Belén.
Esfera: al parecer en un principio San Bonifacio adornó el árbol con manzanas, representando con ellas las tentaciones. Hoy día, se acostumbra a colocar bolas o esferas (en algunas regiones también llamadas bambalinas), que simbolizan los dones de Dios a los hombres.
Lazos: Siempre se ha pensado que los lazos representan la unión de las familias y personas queridas alrededor de dones que se desean dar y recibir.
Luces: en un principio velas, representan la luz de Cristo.
El árbol de Navidad recuerda al árbol del Paraíso de cuyos frutos comieron Adán y Eva, y de donde vino el pecado original; y por lo tanto recuerda que Jesucristo ha venido a ser Mesías prometido para la reconciliación. Pero también representa al árbol de la Vida o la vida eterna, por ser de tipo perenne.
La forma triangular del árbol (por ser generalmente una conífera), representa a la Santísima Trinidad. Las oraciones que se realizan durante el Adviento se diferencian por un color determinado, y cada uno simboliza un tipo:
El azul las oraciones de reconciliación.
El plata las de agradecimiento.
El oro las de alabanza.
Origen alternativo según algunas iglesias cristianas
Según la iglesia Católica y otras Iglesias cristianas, el 25 de diciembre es la fecha observada por los paganos de la antigüedad como el día del nacimiento del hijo de la Madre de los Cielos, asociado con Nimrod y el dios del sol. Semiramis y sus seguidores sostenían que en el 25 de diciembre, un árbol siempre verde brotó durante la noche de un tocón seco en Babilonia, y que Nimrod volvería secretamente todos los años a la misma hora para dejar presentes en el árbol. Estas Iglesias consideran que ese fue el comienzo de lo que ahora se celebra como Navidad.
En todo caso por ahora la fiesta es mas bien una del comercio ya que en pocos días llenan sus cajas con las venas de toda clase de artículos y los regalos a que se siente obligado cada habitante del mundo cristiano.
 

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar