Domingo, 19 Noviembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Radios en escuelas secundarias rurales argentinas

E-mail Imprimir
Presentaron el programa Radios Escolares, que permitirá instalar radios FM en escuelas secundarias rurales, desde Tierra del Fuego hasta Jujuy. Este año se propone instalar un centenar y llegar a 200 al inicio de 2012. Participarán alumnos secundarios y docentes.

1° Semana Medieval en Valdivia

E-mail Imprimir

1° Semana Medieval en ValdiviaDesde el lunes 8 al sábado 13 de noviembre, se desarrollará en la Universidad Austral de Chile la semana denominada;  “El Santo Grial en la mira. Una semana en la edad media”.

El Instituto de Lingüística y Literatura, la Escuela de Lenguaje y Comunicación y el Programa de Honor en Estudios de Fuentes Documentales Hispánicas y Coloniales (PHED) de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile, en conjunto con Atanor Australis invitan a la comunidad valdiviana a participar del evento: “El Santo Grial en la mira. Una semana en la edad media” que se realizará en nuestra ciudad entre los días 8 y 13 de noviembre.

El provocador discurso de Nibaldo Mosciatti al recibir el Premio Embotelladora Andina 2010

E-mail Imprimir

Con cada palabra que leía Nibaldo Mosciatti, el rostro de la ministra de la Secretaría General de Gobierno, Ena von Baer, se descomponía cada vez más. Lo mismo le pasó a Juan Claro, presidente del directorio de Embotelladora Andina que la acompañaba en la testera, y a los militares, empresarios y autoridades invitados. Era la 31ª versión de una ceremonia formal y protocolar, la entrega del Premio de Periodismo Embotelladora Andina 2010, donde el periodista de Radio Bío Bío era el invitado de honor, el galardonado por su trayectoria. Pero el protocolo se esfumó apenas comenzó su discurso. Desde un comienzo, Mosciatti disparó contra la Universidad Católica, la Iglesia, la dictadura, los militares y los periodistas al servicio de las relaciones públicas y el poder. A éstos últimos los retrató desde “un rincón un poco humillante, como esas casuchas para los perros guardianes, que te guarece de la lluvia pero que incuba pulgas y garrapatas, pero allí nunca falta el tacho con comida”. El calibre de sus palabras provocó que la ministra Von Baer, quien habló a continuación, se saliera de libreto para replicarlo. Lea aquí el discurso completo de Nibaldo Mosciatti. Como el orden de los factores SÍ altera el producto, este discurso comienza así: ¡Familia!, Constanza y retoños, amigas y amigos, queridos auditores, añorados lectores, circunstanciales televidentes, jurado del premio, embotelladora del premio (siempre hay que ser bien educado), autoridades varias y vagas; autoridades en la vaguedad. O sea, en la distancia. Amablemente.

¿Que le pasa al gobierno?

E-mail Imprimir

Pedro Urdemales

¿Que le pasa al gobierno?Mirá, che, tengo una pregunta, decíme ¿que le pasa a tu gobierno?, me espetó mi amigo argentino al que le digo “Che Copete” y se enoja y me dice “sos boludo vos, boludo del verbo boludo”.

La primera Junta de Gobierno de Chile

E-mail Imprimir

La Primera Junta de Gobierno fue el cuerpo colegiado creado por el cabildo abierto de Santiago, el 18 de septiembre de 1810, con el fin de emprender la organización gubernamental de Chile y tomar medidas para la defensa del país, frente la prisión de Fernando VII por Napoleón. Fue la primera forma autónoma de gobierno surgida en el Chile Central, desde su conquista por parte de los españoles. Como institución, por primera vez permitió el protagonismo de la aristocracia criolla en la vida pública. Como hecho político, da localmente inicio al período conocido como Independencia.

Piñera: exageración ignorante

E-mail Imprimir

Piñera nuestro mediático presidente, impulsado por su entusiasmo declaró a la prensa mundial presente en el campamento Esperanza en la mina San José que "Lo que estamos viendo no tiene parangón en la historia de la humanidad".

Bueno, la verdad es que lo tiene –no en la historia de la humanidad – sino que en la historia de la minería subterránea.

Concretamente en Alemania, en Gelsenkirschen- Rotthausen en la Cuenca carbonífera del Ruhr, en la mina de carbón Dahlbusch en 1955.

El orden establecido y los impresionistas

E-mail Imprimir

Luis Casado - Pasa que estoy leyendo una biografía de Paul Durand-Ruel y cada tres páginas aparece una revolución. PaulDurand-Ruel era más bien monarquista y "culo bendito", expresión esta última que designa en Francia a los pechoños.

La verdadera historia del Toro Frutilla

E-mail Imprimir

Del blog de Bernardita Ruffinelli

La verdadera historia del Toro FrutillaPor Bernardita Bruffinelli

Mira esa foto del Toro Frutilla atrapado en la cloaca, es la metáfora más espléndida de la conclusión de una vida llena de prejuicios, el Toro no aguantó más una existencia llena de miserias y se lanzó de cabeza a la caca sin pensarlo dos veces. Y es que imagínate lo que significa ser toro, y que te pongan de nombre Frutilla. Imagínate si Hércules hubiese sido bautizado como “Princesa” o si Rambo hubiese tenido una madre huevona que lo llamara “Marshmellow”, por supuesto que sus vidas habrían sido miserables, el toro no lo resistió.

“El ruido de las cosas al caer”. Novela ganadora del Premio Alfaguara

E-mail Imprimir

 7 de septiembre de 2011

Gabriel Ruiz-Ortega

Desde lejos, y bien lejos, el colombiano Juan Gabriel Vásquez es el narrador latinoamericano de mayor proyección de su generación (de los nacidos a partir de 1970, claro está). No estamos ante una promesa. Claro que no. Vásquez es desde hace mucho una realidad en cuanto a proyecto de obra y un referente axiomático para todo aquel que quiera adentrarse en los sinuosos caminos de la narrativa en castellano de comienzos del siglo XXI.

Sus novelas “Los informantes” e “Historia secreta de Costaguana” y el conjunto de ensayos titulado “El arte de la distorsión”, que leí hace poco, me brindan las suficientes luces para ubicarlo en la estela de escribas e intelectuales comprometidos con el tiempo que les ha tocado vivir. Vásquez no es pues un mero fabulador. Este talentoso colombiano busca interrogantes y respuestas por medio de la ficción y la no ficción (hay que prestar atención a su faceta de periodista de opinión), convirtiéndose en una especie de ave rara entre sus colegas contemporáneos de oficio, no pocos de ellos alejados, quizá en innecesaria demasía, de tópicos, supuestamente devaluados, como los discursos políticos e históricos.

“El ruido de las cosas al caer” es, por donde se le mire, una novela notable, el crisol de elementos ordenados de lo que el autor ya había explorado en sus novelas precedentes: los senderos ocultos que han forjado a la sociedad colombiana durante su historia. En esta galardonada novela tenemos dos protagonistas: uno ausente (y presente), Ricardo Laverde; y el otro, presente, pero que se diluye existencialmente a medida que nos relata la novela, Antonio Yammara. Dos fogonazos los configuran. Yammara, el sobreviviente, tocado por una suerte de ajuste de cuentas consigo mismo, decide investigar y por ende conocer a aquel que pudo ser su amigo, quien en los años setenta se desempeñó como un actor de reparto en el nacimiento del negocio de tráfico de drogas. Esta empresa personal le costará mucho a Yammara, quien escribiendo y armando la vida de Laverde, disecciona también la historia generacional de miles de colombianos que vivieron una guerra interna signada por los más putrefactos intereses comerciales.

En esta novela hay muchas cosas que caen “hacia arriba”. Cada caída “hacia arriba” es un ruido seco que confronta al lector de turno, a manera de hechizo que lo detiene para inmediatamente avanzar. Indefectiblemente, la trama no está libre de naturales escollos narrativos, los cuales Vásquez sortea con elegancia y fineza. Y en ciertos pasajes, contados, se abusa de una modorra apabullante, en especial cuando Yammara piensa y reflexiona sobre su inesperada función de narrador. No obstante, este reparo no socava estas verdades irrefutables (al menos para mí):

 1) “El ruido de las cosas” es una extraordinaria novela. Pero sigo prefiriendo “Los informantes” e “Historia secreta de Costaguana”.

2) “El ruido de las cosas al caer” resulta, a la fecha, la mejor novela del Premio Alfaguara.

3) El Premio Alfaguara ganó prestigio literario con “El ruido de las cosas al caer”.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Página 16 de 26