Anuncian reparto de instrumentos musicales

Imprimir

Hemos recibido la siguiente comunicación que transcribimos sin modificaciones y agregamos una aclaración al final.

 

Señor Alvaro Rojas

Debemos señalar a usted que la información que maneja y que ha divulgado con respecto a la donación de instrumentos de Alemania a la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile, es absolutamente falsa.

Los instrumentos que llegaron de Alemania a Valparaíso hace cinco meses, fueron desaduanados el mismo día de su arribo, sin ningún problema por parte de las autoridades de la Aduana, pese a que faltaban algunos papeles para realizar dicho trámite.

Debido a que no estaban los papeles que se requerían para ser distribuidos inmediatamente, los instrumentos fueron trasladados a Santiago y permanecieron en una bodega hasta esta semana, en que la Contraloría General de la República autorizó su liberación, comunicando este al Consejo Nacional de la Cultura.

A partir del lunes 25, comenzará el proceso de entrega de instrumentos a las orquestas más afectadas por el terremoto del 27 de febrero de 2010.

Le rogaría a usted rectificar esta información en su sitio web como asimismo a quienes ha enviado la información, pues la Fundación de Orquestas ha realizado todas las gestiones pertinentes para que estos instrumentos, generosamente donados, lleguen lo antes posible a las orquestas que así lo requieran.

Saluda atentamente a usted,

Catalina Larraguibel

Fundación de Orquestas Juveniles"

Hemos recibido el siguiente correo electrónico desde la Fundación de Orquestas Juveniles en el que corrigen una nota publicada por nosotros en la que afirmábamos que el contenedor con 116 violines y pianos estaba depositado en la Aduana de Valparaíso, sin que la Fundación lo hubiese desaduanado. Efectivamente el contenedor con los instrumentos está en una bodega de Aduanas en Cerrillos y no en Valparaíso y no ha sido abierto. Se trata de instrumentos musicales de características muy sensibles al clima.

Arauco Orellana, el donador (chileno radicado en Bonn y que ha colaborado desde hace años con las Orquestas Juveniles), nos aclaró que él como donador (y no "Alemania" como acostumbran informar los que reciben estas donaciones) "no he recibido ninguna comunicación de recepción. Nada, ni un correo ni una carta ni una llamada telefónica, de parte de la Fundación. "Debo aclarar -dijo Orellana-  que los instrumentos son una donación de mi parte. Que el costo de los instrumentos -que son nuevos- lo pagamos con el dinero recolectado por nosotros en Alemania en actividades que costaron mucho trabajo y esfuerzo personal, así es que mal pueden ser calificados como "donaciones de Alemania". Son donaciones de un chileno que reside en Alemania".

Respecto del posible reparto de esos instrumentos el lunes 25 Arauco Orellana manifestó que dada la extraordinaria situación que significa que el contenedor está hace cinco meses en la bodega, "exijo que se envíe una información gráfica (fotos) de la entrega de los instrumentos y una descripción del estado en que se encuentran, ya que es de temer que hayan sufrido deterioro por su bodegaje en un contenedor de metal al aire libre en Cerrillos por cinco meses." Al mismo tiempo Orellana indicó que "también quisiera pedir que se me enviara un listado completo acerca de la cantidad de instrumentos y un acta de entrega formal en que conste a quien se les entregarán y la cantidad exacta del reparto. Es lo mínimo que se puede esperar de una organización seria y que respeta el trabajo que realizamos aquí en forma voluntaria y gratuita y sin fines de lucro en beneficio de la juventud chilena".

Si hubo alguna información errónea de parte de ELCHILENO, pedimos disculpas y en nuestro descargo sólo podemos decir que es un hecho que los instrumentos, que son una necesidad urgente en Chile para el trabajo de las Orquestas Juveniles, hace cinco meses que están en bodega. Otro hecho es que el donador en Alemania -reiteramos el chileno Arauco Odrellana- no ha recibido "acuse de recibo", o cualquiera otra comunicación de parte de la organización de Oquestas Juveniles; lo que se supone que es lo mínimo que se debía haber cumplido ante una donación de esa envergadura y dado el alto costo que tienen esos instrumentos.

Apreciamos el trabajo de las Orquestas Juveniles y apoyaremos -como lo hicimos en el pasado- el trabajo de los profesores y los chicos que realizan su vocación musical por medio de ellas. Hemos apoyado ampliamente en el pasado y lo seguiremos haciendo en el futuro el trabajo de los escolares y sus profesores, ya que la labor de difusión musical que  realiza dicha organización es de las  más importantes en materia educacional que se realizan en Chile. Quizás por esa visión de la importancia que tiene el trabajo de la Fundación es que actuamos muy sensiblemente cuando se trata de ella.

Àlvaro Rojas

Director