Lunes, 18 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Desde Alemania: Donación de 15 pianos para escuelas en Chile

E-mail Imprimir

Como casi todo en la vida, al principio fue una idea, una inquietud de Arauco Orellana. Camarógrafo, chileno, no tanto por los papeles que lo certifican, sino que mas bien de corazón, de pasión por el país ingrato y distante.

La respuesta a la pregunta: ¿cómo lograr dotar a escuelas, centros culturales y otras organizaciones en Chile de instrumentos musicales de calidad para que los niños y jóvenes con vocación y talento puedan realizar sus habilidades?, fue el detonador de la actividad de Arauco, integrante en Alemania de la Fundación Roberto Bravo.

Orellana es un "homo faber", así es que se puso en acción.

Mas temprano que tarde su casa estaba llena de violines, saxofones y pianos, muchos pianos. Donados por ciudadanos corrientes de Alemania, comprados con lo ganando en actividades como fiestas de solidaridad, cenas de beneficio, venta de empanadas, todas actividades que tienen su origen en la gigantesca ola de solidaridad mundial que siguió al golpe militar en Chile. Con esa experiencia y con la generosidad de los alemanes, Arauco Orellana logró llenar un contenedor con pianos y conseguir el dinero constante y sonante para pagar el transporte.

De las dificultades Orellana no habla con agrado, pero que las hubo, las hubo. Por ejemplo, cuando llegó al aeropuerto de Frankfurt con una cargamento de ropa para bebés destinanda a Lota para la que la empresa ex estatal LAN Chile había prometido el transporte gratuito, se encontró con la sorpresa que desde Santiago le habían comunicado al agente en Alemania que debía cobrar una suma equivalente al doble del valor de toda la ropa que quería enviar Arauco para las “guaguas” en Chile. O la triste historia de los 116 violines y los pianos que esperan a ser desaduanados en Valparaíso por la Fundación de Orquestas Juveniles desde hace meses sin que esa fundación encabezada por la Primera Dama de la Nación haya siquiera tomado conocimiento de la existencia de esos valiosos instrumentos que podrían estar ya en manos de los jóvenes músicos y las orquestas con las que Chile se luce en el extranjero...no es fácil practicar la solidaridad, especialmente en Chile el país del “pago de Chile”.

En todo caso Arauco desborda alegría al leer la nota publicada por un medio en Chile en la que se da cuenta de la llegada, recepción y pronta entrega de los 15 pianos que envió a Chile.

Centros culturales y escuelas artísticas del país recibirán los 15 pianos. Recibió los instrumentos en Chile el pianista Roberto Bravo y el Consejo de la Cultura en el puerto de Valparaíso, representado el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke (en la foto), quien definió el rol del Consejo de Cultura en esta iniciativa. "Nos involucramos activamente en el traslado de estos 15 instrumentos desde Europa, no sólo en reconocimiento de todos quienes estuvieron involucrados en este esfuerzo, sino que también por nuestro continuo afán de fortalecer la cultura en todo nuestro territorio, tratando de llegar especialmente a aquellos lugares más apartados y más necesitados". .

Más de 25 años tiene el único piano de estudio que tiene la ciudad de Coyhaique, el que debe ser trasladado constantemente para recitales y clases. En Rancagua enseñan piano con el teclado portátil de una profesora y en Alto Hospicio tienen una sala de música pero sin este instrumento clave. Desde hoy, estas realidades cambiarán con la llegada de 15 pianos conseguidos por Orellana y reparados, afinados y puestos en órden con ayuda de amigos alemanes y profesionales en Bonn en Alemania y que serán repartidos en todo Chile gracias a una gestión del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y el pianista Roberto Bravo.

Más de 200 kilómetros por tierra y semanas por mar, recorrieron los instrumentos para llegar por fin al puerto de Valparaíso. Gracias a la amistad de Orellana con el pianista Roberto Bravo y la gestión del Consejo de la Cultura, estos pianos formarán parte de centros culturales y escuelas artísticas del país.

El Ministro de Cultura Luciano Cruz-Coke, definió el rol del Consejo de Cultura en esta iniciativa: “Nos involucramos activamente en el traslado de estos 15 instrumentos desde Europa, no sólo en reconocimiento de todos quienes estuvieron involucrados en este esfuerzo, sino que también por nuestro continuo afán de fortalecer la cultura en todo nuestro territorio, tratando de llegar especialmente a aquellos lugares más apartados y más necesitados”.

El viaje de los instrumentos comenzó el 3 de junio en la ciudad de Bonn, Alemania, donde fueron embalados y enviados por tierra hasta el puerto de Amberes, en Bélgica. Desde allí cruzaron el océano y llegaron a Valparaíso. En el puerto permanecerán hasta que comience su nueva travesía hacia los 15 recintos. El CNCA eligió a los beneficiarios considerando que fueran de zonas socialmente vulnerables del país, con aislamiento geográfico y que contaran con un plan educativo y programático asociado a la práctica de este instrumento.

El maestro Roberto Bravo recalcó la importancia de la música y la entrega de los pianos al país: “Cualquier niño que tiene acceso a un instrumento musical es un privilegiado. Acercarse a la música es acercarse a un estado de conciencia espiritual mejor del que conocemos el común de los humanos. La música nos hace mejores personas. Se puede vivir sin música, pero no tan bien”, enfatiza.

Arauco Orellana trabaja con la Fundación Roberto Bravo en Alemania y desde hace 20 años reúne instrumentos musicales que envía a Chile. Los recibe tanto de donaciones de privados, como de compras directas que ha conseguido con la organización de fiestas y recitales para reunir dinero. En estos años no sólo ha enviado instrumentos. Tras el terremoto del 27/F mandó un container con ayuda para las zonas de Caleta Tumbes y Lota.

El Consejo de la Cultura se encargó del traslado de los pianos desde Alemania, los costos de internación en Chile y la afinación de los instrumentos. Además se está colaborando en el envío a cada región.

Las instituciones beneficiadas

Entre las instituciones beneficiadas se encuentra el Centro Cultural de La Florida, que cuenta con talleres de piano, pero actualmente enseñan con una clavinova (piano electrónico). El centro cultural de Quinta Normal también recibirá un instrumento, pues por ahora sólo tiene un sintetizador y una sala de música que pronto acogerá a una orquesta infantil.

En Cerro Navia se inaugurará en diciembre un nuevo centro cultural que albergará cuatro orquestas y que hasta la fecha no contaba con piano. Al igual que en los centros culturales de Rancagua, Alto Hospicio y Coyhaique.

Las siete escuelas artísticas beneficiadas son el Liceo Artístico Juan Noé de Arica, la Escuela de Cultura y Difusión Artística José Carocca en Vallenar, el colegio de Artes Claudio Arrau de Coquimbo, la Escuela básica Carabinero Isaias Guevara de Lota, la Escuela Artística Enrique Soro en San Pedro de la Paz, el Liceo de Cultura y Difusión Artística de Talca, y la Escuela de Cultura y Difusión Artística de Puerto Montt.

Además, se entregará un piano a la Casa de la Cultura de Linares y a la orquesta juvenil de Curanilahue.

Sobre el container depositado en la Aduana, Orellana comentó:  es lamentable que los 116 violines, 10 pianos, 7 organos, que mande para la Fundacion de orquetas juveniles ya hace mas de 5 meses y aun estan en aduana, de seguro que ya estan en mal estado estos instrumentos (nuevos).

El Chileno envió un cortreo electrónico a la Fundación hace una semana y no ha tenido respuesta. El mismo Orellana ha llamado desde Bonn para saber que pasa con los instrumentos y no ha tenido respuesta.

Es muy difícil practicar la solidaridad con Chile.

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar