Lunes, 20 Noviembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

“El orden injusto que instauraron por la fuerza se apoya en una Constitución ilegítima”

E-mail Imprimir

Reproducimos el discurso de Maruja Parra pronunciado con motivo de la Fiesta Nacional de Chile el 18 de septiembre de 2010 en la comuna de Savigny le Temple en las cercanías de París. Publicamos este texto por la claridad y perfecta exposición de la situación real de Chile hoy. Creemos que nuestros lectores sabrán apreciar la calidad de esta exposición.

Juanita Parra

Sr. Jean Louis MOUTON, Alcalde de Savigny le Temple

Sra. PICHURY, primer Teniente de Alcalde

Sr. Dominique CAROTINE, Teniente de Alcalde responsable de la Vida Asociativa

Sra. PLUTEUX, Teniente de Alcalde,

Queridos compatriotas, queridos hermanos Latino-americanos,

Señoras y Señores,

El golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, hace 37 años, fue la ruptura más violenta que haya conocido la historia de Chile.

Hoy en día sabemos que si los militares no tenían ningún proyecto político, los civiles que les acompañaron y les aconsejaron tenían uno muy preciso: que la ruptura con el orden social que pusimos 160 años en construir fuese irreversible.

El orden injusto que instauraron por la fuerza aun está en vigor en Chile, y se apoya en una Constitución ilegítima. No debemos sorprendernos pues si en nuestro país las injusticias son cosa corriente y si todavía sufrimos:

Un sistema educativo que privilegia el dinero y la exclusión,

Un sistema de salud que agoniza,

Un modelo económico que se apoderó de todas las riquezas nacionales en provecho de multinacionales extranjeras y de algunas familias locales en la más pura tradición de los países subdesarrollados,

Leyes malditas, como esta Ley Antiterrorista que le aplican hoy al pueblo Mapuche por la única razón de reivindicar sus derechos históricos y culturales,

Una insoportable indulgencia con las violaciones de los DDHH, cuyas consecuencias, que conciernen a una inmensa mayoría del pueblo de Chile, son ocultadas o minimizadas,

Una infame Ley de Amnistía que decreta hasta el día de hoy el olvido forzado, dejando escapar de la Justicia a los responsables civiles y militares, materiales e intelectuales de los crímenes cometidos en dictadura,

Un sistema electoral absurdo, concebido para asegurarles amplias mayorías artificiales en las dos Cámaras a los dos conglomerados oficialistas, -Alianza y Concertación-, en detrimento de la soberanía popular. El mismo sistema que nos impide a los chilenos del Exterior el ejercicio de nuestros derechos ciudadanos y especialmente el derecho a voto.

A aquellos que pregonan que la transición se terminó y que Chile goza de una democracia plena y de una plena independencia, nosotros les decimos que no nos tragamos ese cuento. El robo de las riquezas del subsuelo por parte de las grandes compañías mineras que no pagan un centavo de impuestos se asemeja al pillaje. La destrucción de las costas chilenas, la privatización de los mares australes también se asemejan al bandolerismo y son un ejemplo claro de la pérdida de soberanía del país. El trabajo mal remunerado, sin ninguna protección para el obrero o el empleado, res la forma moderna de la esclavitud, en donde el lucro se impone por sobre la salud de los trabajadores e incluso por sobre su vida.

¡Mientras festejan hoy día doscientos años de república nos encontramos más alejados que nunca en nuestra historia de los ideales democráticos, de justicia, de igualdad y de simple humanidad!

Cualquiera sea el color del gobierno de turno, Chile viola desde hace treinta y siete años los principios democráticos, sirviéndose de la Ley Antiterrorista para paralizar, estigmatizar y criminalizar los movimientos sociales y, muy especialmente, como ya lo dijimos, para atacar al pueblo Mapuche que reivindica sus derechos sobre sus tierras ancestrales, que lucha por la preservación de su medio natural y contra la degradación de sus condiciones de existencia. El pueblo Mapuche lucha por su derecho a la vida y a la existencia como pueblo.

Denunciamos aquí la situación crítica en la que se encuentran los 34 presos políticos Mapuche en huelga de hambre desde hace ya 67 días, y que están determinados a ir hasta las últimas consecuencias.

Ellos se encuentran desprovistos de todo medio de defensa. No se les comunica los cargos retenidos en su contra; son acusados por testigos anónimos con los cuales no pueden confrontarse; se les desplaza de una prisión a otra de manera arbitraria y sufren permanentemente el acoso de sus guardianes.

Ellos reivindican la derogación de la Ley Antiterrorista; la anulación de todos los juicios anteriores rendidos en aplicación de esa Ley maldita; la supresión del doble proceso, ante la justicia civil y ante la justicia militar; el respeto de las normas internacionales de los Derechos Humanos tales como la Convención n° 169 de la OIT y la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas; la liberación de todos los prisioneros políticos y la desmilitarización de sus territorios.

Tampoco olvidamos la suerte de los 33 mineros enterrados vivos en la mina san José en la Región de Atacama, en el norte de Chile, víctimas de la irresponsabilidad de una empresa y de la indolencia criminal de una administración.

Queremos que se reconozca nuestra Historia con honestidad, sin negarla, y que la memoria de la verdad nos permita esperar para el futuro un Chile verdaderamente democrático. Deseamos más que nunca el cambio de este marco institucional injusto que nos niega nuestra calidad de ciudadanos; deseamos lanzar las bases de una nueva República, de un verdadero Pacto Republicano sustentado en la Soberanía del pueblo de Chile y no en los intereses de algunos lobbys económicos y un puñado de familias poderosas.

Nuestro Bicentenario, el nuestro, nuestra segunda independencia, la festejaremos el día en que nos reconozcamos todos en una democracia cuyos pilares serán el respeto del ser humano, el respeto de su diversidad y el respeto de su dignidad.

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo Mapuche! Vivan los pueblos de América Latina! Viva Francia!

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar