Domingo, 19 Noviembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Los arrogantes

E-mail Imprimir

Hay personas que son arrogantes. Las hay con una sólida base para su arrogancia. Son los que se han destacado por alguna causa; los que han  hecho algo o superan al resto de sus congéneres por cientas cualidades u obras superiores. En este grupo hay arrogantes que hacen valer su merecido destaque de la masa. Esa arrogancia es tolerable y pedonable, incluso es una virtud en ciertas ocasiones y circunstancias.

Hay otros arrogantes. Los que no tienen base alguna para serlo y se pasean por el mundo con su arrogancia infundada demostrando su ignorancia y sobre todo un autoconvencimiento parecido al del rey desnudo del cuento infantil.

En Chile abundan, estos arrogantes infundados.

Se los reconoce porque son ricos o por lo menos se dan las ínfulas de tales y sus cualidades llegan exactamente hasta ahí: ser ricos o tener un poco mas de plata que el resto.

Son parte de un rebaño. Se visten parecido con ciertos detalles que les sirven para autoidentificarse y para que los identifiquen sus iguales, igual arrogantes. Hablan de una manera especial, engolada como si fuesen alemanes que usan mas la garganta para hablar que los labios y la lengua.

Desprecian -sin tener idea- a todos los que no pueden identificar como perteneciente a su rebaño. Pontifican sobre lo humano y lo divino como si fuesen expertos en todo y en esas actividades se limitan a repetir como loros lo que dijo alguno de ellos que tienen una cuenta mas abultada y maneja un auto mas grande y por lo tanto tiene “autoridá”

Hace unos años alguien trajo de Lovaina -la Universidad belga- la moda de unas chaqueras azules con botones dorados y unos pantalones de color gris claro o negros.

Repentinamente los arrogantes comenzaron a circular todos con el uniforme de los funcionarios de esa ciudad belga...en Chile.

Es que son superficiales, por su ignorancia, los arrogantes.

Leemos en el diario La Tercera las elucubraciones de dos de ellos, pertenecientes a la derecha (son transversales los arrogantes, están en todo el espectro político), se trata de Cristian Monckeberg de Renovación Nacional y de José Kast de la UDI.

Estos corifeos o catones chilenos se irritaron con la DC porque este partido decidió sumarse y apoyar el paro nacional llamado por la CUT.

Hicieron declaraciones al mencionado diario, el llamado “Mercurio de los rotos” y que forma parte del duopolio que domina la prensa en papel en Chile.

“Esto es una crónica de una muerte anunciada”, dijeron. A uno le entra la duda, ¿sabrán los ignorantes que origen tiene esa frase? ¿Sabrán que es el título de una novela de Gabriel García Márquez el odiado amigo de Fidel Castro?. Los arrogantes gustan de repetir como loros lo que otros arrogantes dicen y que ellos encuentan “regio, oye” (la sitiquería de los arrogantes no conoce límites ya que todo el mundo de los arrogantes es siútico, cursi, kitsch).

"la Concertación empezó a ponerse al margen de la ley, porque están adhiriendo a paros que claramente lo tienen prohibido por ley".

Esta joyita expresiva de la arrogancia ignorante no requiere mayores comentarios. Nótese, eso sí, la profunda arrogancia que encierra: el hablador se erige en juez y parte, en dueño de la verdad al igual que el Mariscal Göring, lugarteniente de Hitler que dijo: “quien es judío y quien no es judío, lo decido yo”. Lo mismo Kast y Monckeberg. Ellos deciden lo que es legal y quien viola la legalidad porque dicha legalidad les pertenece como la Constitución, la decencia, la verdad, las leyes, el suelo, el mar, el aire y todo Chile que es de ellos y no de los rotos.

Que no tienen idea de la historia real de Chile, de su actual existencia y de lo que somos los chilenos, no importa, ellos son los “dueños”, tiene el país inscrito en el conservador de bienes raíces a su nombre y por eso es que pueden calificar si un acto es legal o no. Ellos lo saben mejor que nadie.

"Aquí se aprecia aprovechamiento político de ciertas autoridades de oposición, primero del presidente del Senado y ahora se han sumado otras figuras", aseguraron. Repiten como loros el concepto de que “lo político” es algo malo. El desprecio viene de Pinochet que haciendo política descubrió que lo mejor era acusar a sus enemigos de todo lo que estaba haciendo el mismo. Recurso viejísimo en política y usado magistralmente por todas las dictaduras.

Estos corifeos repiten el concepto como si ellos mismos no estuvieron aprovechándose en forma permanente de la política y politiqueando todos los días y lo peor es que en su arrogancia impune creen que alguien los puede tomar en serio cuando dicen que hay “aprovechamiento político” de la Concertación. Todo empaquetado en un lenguaje amenazante que tácitamente conlleva una amenaza de parte de gente que tiene poder, arrogancia que también es frecuente entre los arrogantes por ignorancia. Creen que aún pueden ponerle la metralleta en el pecho a sus adversarios, y hablan como si así fuera y como son tontones hace rato que no se dan cuenta que la metralleta ya no está a su servicio exclusivo.

"cuidar la institucionalidad que hemos ido construyendo y ellos son los primeros llamados a respetar ese orden”

La estulticia que bordea el síndrome de Down en estos arrogantes se expresa claramente en esta frase.

Todo Chile, millones andan por las calles del país reclamando que la institucionalidad hay que cambiarla porque es poco lo que sirve para construir un país democrático...conocemos el resto.

Estos arrogantes, sin embargo, se la creen que fueron ellos los que construyeron dicha institucionalidad y que la Concertación debe sumarse a su defensa. Arrogancia pura y dura, tonta y soberbia; ignorante y agresiva; prepotente sin base, sin sustancia, basada en exterioridades y sobre todo en impunidad.

En suma: el rey anda desnudo en Chile y los niños lo muestran con el dedo y el Rey cree que anda vestido con ropas de lujo y un maravilloso traje que le hizo un sastre maestro en su oficio. Cree tener razones de peso para ser arrogante y propietario exclusivo de la verdad, el rey en pelotas se pasea orgulloso, arrogante y omnisapiente...

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar