Ivonne se entregó sin resistencia y se reunió con su familia vacuna.

Imprimir

02/9/2001

Noventa y ocho días duró la aventura de Ivonne la vaca subversiva de Baviera. En la foto con su hijo.

Como se sabe la sangre pesa mas que el agua y Ivonne fue “capturada” en la forma mas sencilla por un agricultor.

Konrad G. (46) y su hija menor revisaban la cerca eléctrica de un potrero del campo que poseen en Baviera. “La vi por la parte de afuera de la cerca como miraba a las vaquillas que tengo en ese potrero dijo Konrad a la prensa alemana. “Me acerqué y la vaca huyó. Mi hija arrió a las vaquillas hacia el extremo opuesto del potrero y yo abrí la cerca en la misma parte donde estuvo la vaca. Me imaginé que era Ivonne pero no estaba seguro”.

No alcanzó a transcurrir una hora y el vacuino mas famoso de Alemania y Europa volvió y entró al potrero y se reunión con las vaquillas de Konrad.

Una historia que mabtuvo a muchos amantes de los animales, vegetarianos y “weganos” en toda Europa y Alemania llegaba a un final feliz.

Especialmente feliz para el campesino Konrad que cobró una recomoensa del diario Bild que –como sensacionalista que es- puso el tema de la vaca subversiva en primera página durante el verano. Konrad ganó 10 mil Euros (unos 6 millones 500 mil pesos chilenos).

Ivonne fue debidamente identificada por la marca que tiene en la oreja y por un cuerno torido. Los propietarios del vacuno, la granja que ofrece refugio a animales maltratados en Baviera aseguraron que habßian confirmado la identidad del vacuno.

Pero la felicidad vacuna se completó en la granja misma donde fue llevada bajo anestesia Ivonne ya que se negó a subir al carro de transporte.

En la Granja de nombre Aiderbichl la esperaban un novillo hijo de ella; una hermana y un toro con el que se apareó en la primavera pasada. Todos animales comprados por la granja y que formarán el rebaño familiar de Ivonne.

Joaquín Lavin o algunos de los “numerarios” del Opus Dei o algún miembro de Fiducia o integrista católico deben estar o podrían estar tocados en la mas honda fibra de su sentimiento con esta maravillosa historia de reencuentro familiar y sobre todo de demostración de la fuerza de la familia, el parentesco –que se sabe no sólo sirve para estar juntos y charlar- que con la ayuda de dios lograron juntarse en un establo. Claro se sentir´ßian completamente realizados con la historia de reencuentro, pero ni siquiera mencionarían la parte rebelde de la historia: la vaca que se escapa del carro en que la llevaban al matadero y permanece 98 días escondida en el bosque para evitar transformarse en lomito.

La familia  vacuna podrá ser vista en Internet porque instalaron unas cámaras en el establo.

a.rojas@t-online.de