Sabado, 18 Noviembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

¡Atención oportunistas y corruptos!

E-mail Imprimir

Satiricón

En estos momentos tan tenebrosos para la actividad de Uds. Hemos querido ayudarlos a pasar la racha mala, el camino pedregoso y la falta de oportunidades de beneficiarse que los afecta.

Tenemos una comprensión muy grande de lo atribulados que deben estar con el alejamiento –quizás para siempre- de las fuentes de pegas, contratos, honorarios, sueldos extras y otros beneficios que los afecta.

Sabemos la profunda depresión que los consume en el desierto, en la oda seca y sin perspectivas a la que fueron desterrados por causa de los malditos votantes que no se dejaron “encantar”.

Por eso hemos reflexionado y decidimos darles un par de consejos para que salgan del desierto, de la peregrinación a que fueron condenados y puedan volver en gloria y majestad, sentados en la cresta de la ola como a Uds. les gusta.

La gente no se deja encantar muy fácilmente, pero si Uds. juegan sus fichas como corresponde ya se dejarán encantar otra vez y los elevarán a las cumbres donde fluye la miel y el vino, el néctar y el oro y la plata.

La primera recomendación es que no hay que echarse a morir y menos señalar con el dedo a este o aquel como culpable del desastre. Unidos venceremos, debe ser la consigna. La desunión refleja debilidad y “la gente” no gratifica la debilidad, quiere dirigentes fuertes y decididos a todo (Uds. saben lo que significa ese “todo” je je je. Con disculpa por el chiste).

Otro elemento importante es que -por lo menos por el momento- deberán prescindir de algunos comportamientos y costumbres.

En lo que tiene que ver con la apariencia (asunto tan importante)

  • Recuerde como se vestía cuando aun no los elegían.

  • Renuncie a los zapatos hechos a mano; a los ternos de Armani o del Sastre de Lagos; las corbatas de seda y las camisas idem.

  • Guarde el Mercedes, el BMW, el Mazda o el Ferrari en el garage y olvídese de él. Compre un Yaris y circule con el. Es mas modesto y sencillo

  • Lo mejor que puede hacer es cambiarse de casa e irse -provisoriamente- a una mas chica, modesta. No se deje impresionar por los reclamos de la consorte. Ella no ve mas allá de sus narices y querrá mantener la mansión en La Dehesa cueste lo que cueste, pero Ud. que avizora el futuro con su claro instinto oportunista sabe que el sacrificio vale la pena.

  • Trate de bajar de peso y ojalá logre tener esa cara flacucha que tenía cuando andaba jugando de revolucionario y quería ser elegido para “derrocar a la dictadura” Ud. y yo sabemos que nunca tuvo en mente derrocar a nadie y lo que quería era mas bien arrumbar lo mas posible para su coleto, pero eso no lo sabe la gente.

  • En materia de lenguaje revise cuidadosamente su vocabulario y elimine de el palabras claves, como “mercado”; “libertad de intercambio”; “comercio libre”, y todo el lenguaje que usa El Mercurio para describir, informar y engañar en materia de economía.

  • Saque del baúl en el sótano los viejos textos que sacó de su biblioteca y escondió allí y reléalos para familiarizarse con ellos nuevamente. Recuerde el “comunitarismo”; la “revolución en libertad” si Ud. pertenece al club de los demócratas y católicos. Tome nuevamente el libro endemoniado “El Manifiesto” o las conclusiones del Congreso Socialista de 1967 y léalos para poder hablar propiamente en los círculos que Ud. deberá frecuentar para ir preparando su regreso a “la teta”.

  • Lea todo el tema “Salvador Allende” y en especial sus discurso para quedar al día en la terminología y el estilo “izquierdista” que es imprescindible para colocarse nuevamente en las filas de proletariado que avanza a la toma del poder.

  • Compre un libro con citas de Lenin y aprendase algunas para poder dejarlas caer oportunamente cuando sea necesario. Eso viste mucho en los círculos que Ud. deberá frecuentar ahora.

  • Olvídese de la colonia Emporio Armani que usa habitualmente. Compre pachulí o no se eche ninguna. Con el puro desodorante basta.

  • Deje la barba de tres días y preséntese afeitado o con barba larga. La barba de tres días es propia de un “out fit” postmoderno y decadente que vestía mucho en los tiempos gloriosos pero que es contraproducente en los círculos a los que Ud. quiere encantar nuevamente.

  • Aléjese discretamente de sus amigos del Club de Golf; del Manquehue y otros círculos selectos. Y sus amigos comprenderán su alejamiento y no lo acosaran con preguntas. Ellos saben que Ud. es un servidor fiel e inteligente de sus intereses y si está haciendo lo que hace, lo está haciendo para protegerlos bien y que será bien recompensado por ellos.

  • Intente siempre y en todo lugar sumergirse en la rotada, en la masa, sea uno de ellos. Hágase socio del Colo Colo y abandone el Country Club. Pague su cuota en la barra brava del Colo y vaya al estadio con una bufanda roja y procure que lo vean en medio de los flaites, como uno mas de ellos.

  • Radicalice sus posiciones al extremo. Para Ud. nada deber ser suficientemente revolucionario, rupturista. Destáquese por sus posiciones radicalmente populares o sea. “Patria o muerte”. Así logrará que la gente olvide su oportunismo.

  • No haga nunca, pero por ningún motivo ostentación de su real situación económica. Saque la chequera del bolsillo trasero. Guarde las llaves del auto en un bolsillo y no entre al restaurante con el llavero tintineando en la mano para que todos vean que tiene auto. Compórtese como un humilde ciudadano que lleva en si el ardor de la revolución proletaria y que está dispuesto a asaltar el Palacio de Invierno en cualquier momento en beneficio de la mayoría (ellos no saben que para Ud “mayoría” significa “mi propio bolsillo”).

  • De esa manera con paciencia y apostando siempre a lo olvidadizos, bien intencionados e ingenuos que son los proles, Ud. logrará nuevamente que lo acepten como su igual y hasta que lo elijan nuevamente. Recuerde que la generosidad del pueblo no conoce límite alguno y que ese es un elemento que hay que explotar al máximo.

  • Si Ud. juega sus fichas como le recomendamos es seguro que podrá nuevamente gozar de la vida en todo su fulgor apoyado en el “encantamiento” de la gente y seguramente se morirá rico, respetado y venerado en su cama y rodeado de sus descendientes que serán ricos y poderosos.

Ojalá que le vaya bien.


 

 

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar