Domingo, 19 Noviembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

La profecía poética de Inti Illimani

E-mail Imprimir

Canto al movimiento nacional estudiantil y civil.

 Cándido

Rompió el ávido su cántaro

Ya no hay médico en lo póstumo

Impondrán, célebres los cándidos,

Su voragíne más poetíca,

Su voragíne.

 

Vive esta plebe autóctona

como un desolado páramo

viéndose tan mísera y decrépita

sin un santo fiel en la cuspíde,

sin un santo fiel.

 

Sufriendo leyes maléficas

no hay más que subir los ánimos

al compás de un danzar telúrico

al cielo gritar nuestros cánticos,

al cielo gritar.

 

Presiento que por lo empírico

se ha enloquecido la brújula

el clamor que tuerce los estómagos

va azuzando al fin los espíritus,

va azuzando al fin.

 

Cándido, libera tu rabia, cándido,

tu vieja ternura, úsala

para revivir tu lóbrega vida de Lázaro.

Cándidos con tanta esperanza cósmica

venid, porque al fin

el ávido rompe su cántaro.

 

Antes que morir famélico

mártir de un destino trágico

más valdrá reconquistar por último

el honor de ser pueblo intrépido,

El honor de ser.

 

Rompió el ávido su cántaro.

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar