Radios en escuelas secundarias rurales argentinas

Imprimir
Presentaron el programa Radios Escolares, que permitirá instalar radios FM en escuelas secundarias rurales, desde Tierra del Fuego hasta Jujuy. Este año se propone instalar un centenar y llegar a 200 al inicio de 2012. Participarán alumnos secundarios y docentes.

Tonadas disímiles, evidencia de una jornada federal, se hicieron oír en el Ministerio de Educación durante la tarde de ayer. La presentación del programa Radios Escolares convocó a Estudiantes y docentes secundarios de todo el país para sellar lo que deja de ser un sueño. Escuelas de parajes rurales y pequeñas comunidades serán sede de una FM, y en muchos casos se convertirán en el primer y único medio de comunicación del lugar. Recuperar las narrativas locales, divulgar conocimientos autóctonos y discutir las problemáticas comunitarias son los desafíos que se proponen estas flamantes emisoras, impulsadas por adolescentes. Del evento participaron el ministro de Educación, Alberto Sileoni, y el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Gabriel Mariotto. Disertaron también los periodistas Eduardo Aliverti y Pablo Marchetti, director de la revista Barcelona. Los expositores coincidieron en destacar que el programa es un avance significativo en materia de “libertad de expresión”.

A través de esta iniciativa se instalarán este año cien emisoras radiales en establecimientos educativos, que a su vez funcionan como Centro de Actividades Juveniles. De Tierra del Fuego a Jujuy, de Mendoza a Corrientes, las FM escolares potenciarán las voces locales. Para inicio de 2012 se espera llegar a 200 escuelas. Los colegios recibirán todo el equipamiento técnico, como son las consolas, micrófonos, antenas, cables y unidades satelitales para poder retransmitir Radio Nacional. En paralelo se brindarán capacitaciones sobre el desarrollo integral de una radio. El trabajo es combinado entre Educación, la Afsca y la Comisión Nacional de Comunicaciones.

El primer orador fue Eduardo Aliverti. “Se me puso la piel de gallina”, compartió el periodista, luego de escuchar al conductor del evento nombrar cada escuela asociada a un punto del dial. Entre los elogios a la medida, el reconocido locutor hizo especial mención a que el programa se trabaja directamente de Nación a las escuelas “sin intermediarios”. Esto permite eliminar “barreras burocráticas, que sabemos existen” en las provincias, soltó ante el aplauso del auditorio. Antes de cerrar, pidió a los docentes “que hagan un click”. “Quien no entienda a la radio y la televisión como herramientas estratégicas, no entiende nada”, remarcó Aliverti.

“No hay cosa más participativa que una radio en la escuela. Crecer con un micrófono nos hace más libres”, celebró Gabriel Mariotto. Durante su alocución, el titular de la Afsca llamó a los jóvenes a “perder el miedo” de expresarse, como ocurría en otras épocas. Esa línea la tomó el ministro Sileoni, quien les pidió a los chicos que “registren lo que pasa en sus comunidades”. El funcionario intentó que los jóvenes dimensionen lo “necesario de su tarea” como narradores de la realidad del país.

De antemano, los Estudiantes presentes tenían bien en claro por qué es necesario tener una radio en la escuela. “Vivimos en una zona rural, no hay medios, y queremos informar lo que pasa en el pueblo”, contó Yésica Morales (14), del secundario de Luyaba, en Córdoba. Para Yonathan González (17), la radio escolar le permitirá dejar de pagar un espacio de aire privado para hacer su programa. A su vez, el joven quiere que en Colonia Liebig (Corrientes) “se cuenten cuestiones locales y no de otros lugares”, como ocurre ahora. “La gente quiere saber cosas del campo, como el precio de la yerba, y siempre pasan noticias de Buenos Aires”, ejemplificó con claridad.

También se mostraron seguras de sus aspiraciones radiofónicas Bárbara Navarro (13), del departamento sanjuanino de Rivadavia, y Andrea Carrizo y Rocha Evelyn, ambas de 17 años, oriundas de Granero (Tucumán). Las tucumanas tienen desde hace tres meses su programa Momentos Compartidos, en la FM municipal. Pero creen que con la radio en la escuela ganarían “más libertad” en el tratamiento de la información y en el manejo de los horarios. Por su parte, Bárbara –proyecto de reportera– aspira a tener una columna para poder “dar consejos sobre prevención” de temas como el consumo de “drogas y el alcohol en los jóvenes”.

En diálogo, Pablo Marchetti resaltó que “más voces pueden ser más puteadas por las cosas que están mal”. “Celebro que el Gobierno tome ese riesgo”, apuntó. Al momento de hablarles a los Estudiantes y docentes, el director de Barcelona fue claro: “Para decir las mismas pelotudeces que escuchamos todos los días en los medios, no tengamos una radio”. En ese sentido, exigió a los chicos a “que hagan mucho quilombo, que den vuelta todo”. Es que “para eso está la comunicación”, concluyó.

Leonardo Rossi.