Domingo, 17 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Un clásico que nunca se oxida: titiriteros de Buenos Aires en Teatro San Martín

E-mail Imprimir

Por Karina Micheletto de Página12 de Buenos Aires

Hay hitos culturales de los que todavía puede preciarse Buenos Aires, mojones que se sostienen como espacios de resistencia, a pesar de las condiciones en que tienen que desarrollar su trabajo. El Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín, con su defensa del sello del maestro Ariel Bufano, es uno de estos queridos espacios. La reposición, en marzo pasado, del clásico El gran circo, en el teatro Regio, fue una buena noticia en medio de la difícil situación que atraviesa el complejo teatral de la Ciudad. Y ahora, en vacaciones, la clásica obra de Bufano dirigida por Adelaida Mangani es una de las buenas opciones para chicos, acompañados por grandes que disfrutan (en lugar de sufrir mirando el reloj) junto a ellos.

Estrenada en 1983, El gran circo es uno de los espectáculos que más cantidad de público ha convocado en la historia del teatro argentino. Fue pensada por Bufano como homenaje a los orígenes del teatro nacional y sus pioneros, los Podestá, y durante años se repuso en la sala Martín Coronado del San Martín. Muchos años después, ocurre lo que ocurre con los clásicos: la magia de los animales amaestrados, las destrezas y acrobacias, los malabaristas, equilibristas y trapecistas permanece intacta. El hombre bala, el forzudo, el presentador rimbombante, el mago Merlino, las bailarinas de las cajas chinas, los malambistas reinstalan un mundo perdurable, atrapante. Y pronto surge el asombro por los diferentes tipos de títeres y la forma en que son manejados, con todas las partes de los cuerpos de los titiriteros.

Con dieciséis actores-titiriteros en escena, diseño de títeres, escenografía y vestuario de Maydée Arigós y selección musical a cargo de Mangani (quien allá por los ’70 gestó junto con Bufano la creación del elenco estable de titiriteros en el San Martín, que actualmente dirige), El gran circo sorprende también por su despliegue. Y hace honor a la historia del Grupo de Titiriteros, que en más de treinta años de continuo trabajo ha experimentado alrededor de un arte milenario, implementando técnicas innovadoras en la Argentina, y formando además a través del Taller de Titiriteros Ariel Bufano a nuevas generaciones de artistas.

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar