Viernes, 15 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Internacional

No es Grecia. Es el capitalismo, ¡estúpido!

http://www.cubadebate.cu

 

 Los medios, las consultoras, los economistas, los bancos de inversión, los presidentes de los bancos centrales, los ministros de hacienda, los gobernantes no hacen otra cosa que hablar de “la crisis griega”. Ante tanta vocinglería mal intencionada es oportuno parafrasear aquella frase de campaña de Bill Clinton para decir e insistir que la crisis es del capitalismo, no de Grecia. Que este país es uno de los eslabones más débiles de la cadena imperialista y que es a causa de ello que por allí hacen eclosión las contradicciones que lo están carcomiendo irremisiblemente.

Argentina: crecimiento económico record basado en la industria

Buenos Aires (Diario Página12).- El periódico diario de Buenos Aires anunció en su edición del 25 de junio que la economía Argentina creció un 7.1% en Abril pasado y que la tendencia es a subir desmintiendo al FMI que desde hace años pronostica que Argentina bajará su crecimiento, especialmente en relación con países como Chile y Perú (“alumnos aventajados y disciplinados de las “políticas” de esa organizacißon estadounidense). Bajo el itulo, “La economía sostiene su marcha”, el periódico argentino informa a sus lectores de estos daros de crecimiento,. Este es el texto completo:“Los datos preliminares sobre la evolución del PIB (Producto Interno Bruto) en abril reflejaron la continuidad del círculo virtuoso de crecimiento. En el primer cuatrimestre la suba fue del 9,1 por ciento, y desde abril de 2003 la expansión llegó a 77,2 por ciento.

Argentina: ¿Ejemplo para Grecia?

Por Tomás Lukin del diario Página12 de Buenos Aires

Un directivo argentino de IDEA opinó para la prensa estadounidense que por ir al default en 2001, “Argentina ya no es considerado un país serio”. Krugman le respondió con los datos de crecimiento de 2003 a 2010: “¿Esto no es ser un país serio?”.

El precario equilibrio de la economía mundial

Isidro Peñasco

Es muy difícil visualizar un cuadro completo y exacto de la situación de la economía mundial. No sólo por la cantidad de datos que requiere el análisis, sino que también por la manipulación, el „secretismo“; la tergiversación que sufren los datos „duros“. La anarquía del sistema de producción capitalista también conspira para formarse una idea.

Sin embargo hay algunos signos y algunos antecedentes claros que permiten colegir en forma no nítida y clara como sería deseable, pero que dan una idea.

La economía mundial sigue en un equilibrio precario y al borde del abismo.

La crisis cíclica del capitalismo sigue su curso -como lo hemos escrito en este medio desde hace por lo menos 8 años. Nos podemos felicitar de haber sido, -con el valioso aporte de Luis Casado en estas páginas y el de otros autores latinoamericanos y estadounidenses- de los primeros en avizorar la crisis, describir su camino y “profetizar” lo que hoy se puede observar en todo el mundo.

Al margen de la auto alabanza que esperamos que nuestros lectores asuman con benevolencia, los hechos son graves.

Marco Antonio Moreno, Magister en Economía y Diplomado en Economía Financiera en su bitácora en Internet escribe:

“Hace justo un año, el 10 de noviembre del año pasado, el jefe del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson anunció que la deuda nacional había excedido los 9 billones de dólares por primera vez en la historia (un billón es un millón de millones). Cuando George Bush llegó a presidente en enero de 2001, era de aproximadamente 3 billones de dólares. Desde entonces, y en siete años, la deuda se triplicó. Esta inmensa deuda es explicada en un 50% por las enormes cifras de gasto militar que en el caso de Estados Unidos es de un billón de dólares anuales, mucho más del doble del gasto de todo el resto del mundo en su conjunto; y el otro 50% es explicado por el exceso de consumo. Los estadounidenses se han acostumbrado a vivir de prestado gracias a que tienen la maquinita para imprimir dólares, pero esta falencia ha comenzado a pasar la cuenta.

La deuda comienza a crecer desproporcionadamente a partir del año 1982, bajo la administración de Ronald Reagan, quien popularizó el concepto de los déficit no importan; pronto cruzó la barrera de los 2 billones y se duplicó, alcanzando en 1989 la cifra de 4 billones. Bajo el gobierno de George Bush padre, la deuda sigue creciendo aceleradamente y alcanza y sobrepasa los 5 billones. Con la administración Clinton, por primera vez, se producen superávit en el presupuesto y la deuda decrece hasta los 3 billones de dólares. Pero bajo la presidencia de George W. Bush, la deuda se dispara de nuevo, rompiendo cada año una nueva barrera que llegó hace un año a los 9 billones y que al terminar su mandato, el próximo 20 de enero, alcanzará la cifra colosal de 10 billones de dólares, esto es un 10 seguido de doce ceros.

Hasta aquí la información de Moreno. La deuda de los Estados Unidos ha superado la marca de los 10 billones hace rato. La deuda alcanza los 14.3 billones de dólares y una detención del aumento diario de ella no se ve en el horizonte.

La deuda es lo que los Estados Unidos deben en el mundo y se conjuga con el deficit presupuestario. Es decir los gastos del Estado que se financian con los impuestos.

La continua presión a la baja de los impuestos a los ricos, la inexistencia de impuestos a la especulación y el desempleo sin solución que se avizore en el “motor” de la economía mundial ,obliga al gobierno a aumentar el déficit constantemente, entre otras cosas por las aventuras guerreras de los EEUU.

Estados unidos gasta mas en armamento, guerras e intervenciones en todo el mundo que el conjunto de los gastos militares de todos los países y ello no es “voluntarismo” o una actitud malévola que tenga alguna alternativa virtuosa, pero sobre ello mas adelante.

Hasta ahora lo que hemos observado en materia de política económica de los Estados Unidos es que el país ha optado por devaluar el dólar. Con esta política “tradicional” el gobierno quiere disminuir el déficit de la balanza de pagos. Es decir equilibrar las cuentas de las compras en el extranjero con las ventas al extranjero de productos de Estados Unidos y conseguir dos efectos: uno, disminuir el mencionado déficit y darle impulso a la producción interna con la disminución consecutiva del desempleo...

En buen chileno: con el dólar barato abaratan las mercaderías producidas en los Estados Unidos y encarecen las que vienen de otras áreas monetarias (Euro; Yen y Yuan), restringen el gasto de los ciudadanos norteamericanos en el extranjero y apuntalan su propia producción...teóricamente. El problema es que muchas de las mercaderías que se producen en los EEUU tienen componentes internacionales como computadores armados en Taiwán; aluminio de Rusia y un sin fin de “materias primas” o partes y piezas que son producidas en otros países lo que disminuye el deseado efecto mencionado mas arriba.

¿Cual es la raíz , el núcleo del huracán económico que amenaza al mundo?.

En términos sencillos: el capitalismo, el sistema de acumulación que rige en todo el planeta.

El capitalismo se caracteriza fundamentalmente por producir caóticamente, sin planificación central (lo que es calificado como una de sus virtudes por los neolioberales).

Hasta antes de la emergencia de China con su aspiración de transformarse en el “taller del mundo” como lo es hoy, la economía mundial estaba “controlada”. Es decir cada uno tenía sur rol: en el norte los países industrializados (Europa y los Estados Unidos) y al sur los consumidores de productos manufacturados y suministradores de la materias primas baratas y salarios bajos.

Este orden mundial funcionó hasta que llegó el momento que por un fomento desatinado de la oferta, la demanda se fue quedando atrás.

En otros términos: se producía mas de lo que los ciudadanos podían consumir, entre otras cosas porque la presión sobre los salarios era tan grande que las personas abandonaban el mercado por incapacidad de compra y los capitalistas a pesar de que gozaban de utilidades grandes porque la cantidad de trabajo no pagado que recibían del esfuerzo de sus trabajadores había crecido exponencialmente por la presión sobre los salarios y la eliminación lo que han denominado el “estado de bienestar” que no es otra cosa que una especie de socialización de las pérdidas necesarias para mantener la fuerza trabajo, ya que sin educación barata, sin salud generalizada y barata, el recambio generacional de los trabajadores falla. Los capitalistas necesitan a la fuerza de trabajo porque es el trabajo el que genera la riqueza.

Grandes sumas se acumularon en manos de los capitalistas sin que ellos pudiesen invertirlas en capital fijo, productivo porque sería insensato hacerlo en las circunstancias señaladas.

Esa enorme masa de dinero acumulada en pocas manos derivó a la especulación. Fue entregada a los bucaneros de las finanzas que desataron una burbuja especulativa sin precedentes.

Al radicar los gastos necesarios para la reproducción de la fuerza de trabajo en los bolsillos de los trabajadores, desolidarizar la sociedad y aumentar de esa manera la tasa general de plusvalía (trabajo no pagado), los asalariados perdieron capacidad de compra y los capitalistas se quedaron cada vez con menos clientes para sus productos. Al comienzo de la crisis se notó una tendencia de huir hacia los segmentos mas ricos de los consumidores y vimos que la industria comenzó a moverse en el sector de lujo hasta que la realidad los llamó a terreno y comprendieron que sin la demanda masiva, la sobre producción de artículos amenazaba con hacer colapsar todo el sistema.

Si a esto se le suma que la burbuja especulativa sin control alguno generó “papeles” sin valor real alguno, pero si con valor especulativo equivalentes mas o menos a 6 veces el PIB mundial, se completa el cuadro por ese lado.

Si a ello sumamos que China inunda el mercado mundial con sus productos; usa el gigantesco superávit que retienen por su política de exportación y fomento a la industrialización, en la compra de un consorcio detrás del otro, el cuadro se cierra.

En la crisis que tuvo su mas espectacular momento en 1929 y que comenzó a principios de los 20 y terminó con la finalización de la Guerra Mundial en 1945 el capitalismo logró pasar de una crisis generalizada de sobre producción en la que barcos cargados con trigo eran despachados para botarlo en el mar o se quemaban las cosechas de café o se detuvo la producción industrial en ramas completas de la industria, a una fase de reconstrucción generalizada en la que los Estados Unidos fueron el financista y el taller del mundo, mientras se recuperaba Europa, abriendo un nuevo ciclo que comenzó a terminar con la entrada de China en el juego y con la implosión de los países con economía bajo control del Estado en Europa del Este y en la Ex Unión Soviética.

Coincidente con el ingreso de China en el mercado mundial se generó la crisis de Japón, la segunda economía del mundo que dura ya casi 14 años de crecimiento que bordea el cero y que la bancarrota ha sido sólo impedida por un gigantesco gasto público y por ciertas características culturales de los isleños orientales (/Keynes manda saludos desde el cementerio).

Curiosamente en Europa y fundamentalmente en Alemania, el país en que la nostalgia por la seguridad es tan grande que cada alemán tiene por lo menos dos o tres seguros para distintos “casos”, han aparecido algunos comportamientos inexplicables para muchos: los ricos acumulan alimentos.

La gente que tiene dinero invertido en papeles o deudas o seguros ha comenzado a actuar de dos maneras según informan las revistas económicas alemanas con estupor: primero liquidan a pérdida sus papeles bancarios. Luego con el dinero en la mano compran paladio; oro; plata y platino. Compran propiedades y acumulan verdaderos almacenes de alimentos de larga duración en recintos que muchos ordenan construir especialmente. “Es como si esperasen que estalle una guerra atómica”, asegura asombrado un analista alemán.

Estas acciones están en oposición diametral a la predica constante de los medios de comunicación de todos los niveles que aseguran para “el futuro” lejano e inmediato la superación de la crisis y que la economía mundial se recupera en forma lenta, pero segura.

El aparato de comunicación del capitalismo desarrollado es tan eficaz que logra que los consumidores no establezcan ninguna relación entre su situación personal y la de sus comunidades con la guerra que campea en toda la periferia Euroasiática y sobre todo la verdadera dinámica tipo dominó que hace realidad la previsión analítica de Marx que señaló que la crisis se manifestaría con la caída en déficit de pagos de los países periféricos, en nuestro caso: Grecia; Portugal; Irlanda; Islandia y próximamente España y ya en la fila de los quebrados, Italia y varios países del Este europeo que gozan de la “democracy and liberty” capitalista recién adquirida con ayuda de los bancos alemanes y franceses.

¿Y Chile?

Ocurren dos cosas. Una, el país es una gigantesca mina de cobre de norte a sur y como una parte la mantiene en propiedad el Estado, Chile vive de ello y dos, la hegemonía en los medios hace posible que los “expertos” cuenten cualquier cuento y les será creído, entre otras cosas porque Chile tiene un profeta multifacético: la televisión. Lo que se dice o se hace en la tele es palabra de Dios. Lo que no sale en la tele no existe. La tele es el sustituto de la realidad.

La crisis, sin embargo es real y es ciega y de añadidura es omnipotente porque nadie puede manejarla sin cambiar profundamente el sistema de producción, controlar la especulación o prohibirla derechamente, es decir sin revolucionar todo el sistema.

¿Que efectos tendrá la crisis?

`Una tendencia creciente al proteccionismo que ya se manifiesta calladamente y bajo cuerdas en Europa y los Estados Unidos y dos, una guerra generalizada o muchas guerras focalizadas que incendiarán todo el planeta para reiniciar una fase de reconstrucción.

El equilibrio económico mundial es precario y toda la estructura puede precipitarse al abismo y de hecho -quizás por falta de datos- no nos hemos dado cuenta que ya vamos cayendo al abismo, alegremente, con la orquesta tocando valses, como en la noche en que se hundió el Titanic.

Argentina: reconstruiran 3.200 kilómetros de vías férreas

El costo de transporte de carga en ferrocarril equivale a un 20% del costo del mismo transporte en camiones. En la década del ’50 Argentina contaba con 44 mil kilómetros de vías férreas. A finales de los ’90 quedaban sólo 22 mil kilómetros en uso. En Chile practicamente se abandonó el ferrocarril que mantenía vías desde Iquique (trocha angosta desde Santiago) hasta puerto Montt, trocha ancha desde Santiago, con inumerables ramales que conectaban todas las ciudades interiores del país.

La dictadura de Pinochet „pagó“ de esa manera los „favores“ del sindicarto de dueños de camiones que con sus paros políticos y financiados por la CIA durante el gobierno de la Unidad Popular contribuyeron decisivamente a desestabilizar el gobierno de Salvador Allende en los años 70.

El plan que se anuncia en un artículo del diario de Buenos Aires „Página12“ es envidiable y seguramente contribuirá al desarrollo del país vecino, nuestro tercer socio comercial mundial. Este es el texto:

FMI: el profesor Ciruela

 Luis Casado - Horacio suele decirme que lo nuestro es un apostolado y servidor comienza a creer que tiene razón. Si te das el trabajo de leer las 152 páginas del World Economic and Financial Surveys del Fondo Monetario Internacional (FMI), encontrarás algunas sorpresas. Bajo el título de “Fiscal Monitor – April 2011”, los “expertos” de esta eminente institución se rajan con un detallado análisis de las cuentas públicas de los países miembros. ¿Y ahí? Pos eso. Que en algunos países los déficits bajan, en otros suben, y globalmente estamos en las mismas.

El "Wall Street Journal" anuncia una „revolución“ en los EEUU

 

Bajo el título: „O los archirricos empiezan a pagar impuestos o deberemos enfrentar una revolución“, el diario de Nueva York, „biblia“ de la elite supermillonaria de los Estados Unidos publicó el artículo que reproducimos a continuación y que repite lo que El Chileno en los escritos de Luis Casado; Isidro Peñasco y otros autores que colaboran habitualmente en este medio, vienen repitiendo desde hace por lo menos 3 años, dichos que se han ido cumpliendo regularmente. Este es el artículo:

El culebrón del euro

Escribe Luis Casado

Este culebrón europeo de la deuda soberana y del euro se va pareciendo a Peyton Place. No termina de acabar. Siempre hay capítulos nuevos, intrigas recientes, cornudos que se ignoran, malas “buenas”, buenas “malas”, “buenas buenas”… Cuestión pegarse en la nuca esto se compara solo a Dallas, y no faltan tipos como el jota erre de los cojones (“yi’er” le llamaban los estreñidos de la próstata), e incluso alguna deprimida del cucumelo como Anita, la ninfómana que mataba a sus amantes, a la que el jota erre tiene que alegrarle los bajos muy a pesar suyo. Los brasileños no han inventado nada. La “Muchacha italiana que venía a casarse” de los años 60 es una alpargata vieja al lado de Angela Merkel, Nicolas Sarkozy, Rodríguez Zapatero y Papandreu interpretando “Lo que el viento se está llevando”.

PRESIDENTE EGIPCIO: Mubarak puede ser el más rico del mundo

El odiado presidente de Egipto, Hosni Mubarak, puede ser el más rico del mundo. Según el periódico britanico The Guardian, él y su familia había ocultado equivalente a 454 mil millones de dólares en bancos extranjeros además de sus bienes raíces.

Agencias de viajes denuncian recorte de comisiones

Agencias de viajes denuncian recorte de comisionesEl ministerio de Trabajo interviene en la lucha ante el recorte de comisiones

Cancún: calentamiento global y crisis ambiental en la ONU

ALAI AMLATINA, 20/11/2010.- Del 29 de noviembre al 10 de diciembre sesionará en Cancún la decimosexta Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 16). La crisis climática es grave y lo que hay en juego en el mundo real es mucho.

James Petras. crisis del capitalismo

*Carlos A. Lozano Guillén

James Petras. crisis del capitalismo*Asegura el profesor Petras que la clave para entender la crisis del capitalismo contemporáneo es acudir al concepto marxista del “desarrollo desigual y combinado”. Obama va más a la derecha y la movilización y la huelga son los pilares para enfrentar la ofensiva imperialista.

Invasión capitalista brasileña alienta socialismo a la venezolana

Por Humberto Márquez (IPS)

 Odebrecht amplía el Metro de Caracas

CARACAS, nov (IPS) - Puentes, ferrocarriles, petroquímicas, siderurgia, electricidad, acueductos, agricultura, frigoríficos, astilleros y hasta teleféricos: el potente brazo empresarial brasileño avanza hacia el Caribe a través de Venezuela, cuyo gobierno se empeña en construir lo que llama socialismo del siglo XXI.

Argentina: Hacia un 2011 sin default ni Presupuesto

Por Raúl Dellatorre Página12 Buenos Aires

Argentina: Hacia un 2011 sin default ni PresupuestoEn un emotivo discurso, la Presidenta destacó el inicio de negociaciones por la última deuda en default y advirtió que “es probable” que el Congreso deje sin Presupuesto al Gobierno. Dijo que la política de crecimiento se mantendrá con “los instrumentos jurídicos vigentes”.

Ilusión monetaria

Por Alfredo Zaiat Página12

Ilusión monetariaLas acciones y los bonos alcanzaron valores record. Los precios de las materias primas avanzan en forma sostenida. El ingreso de dólares por el intercambio comercial es incesante, a lo que se le ha sumado otra corriente intensa por el lado financiero. Las reservas internacionales superan todos los días máximos históricos. El oro cotizó por encima de los 1400 dólares la onza, nivel impensado hace poco tiempo.

Falabella planea abrir 40 tiendas en cuatro países de América Latina donde ya opera

Falabella planea abrir 40 tiendas en cuatro países de América Latina donde ya operaChile, Perú, Colombia y Argentina son las plazas en que planea expandirse el retailer chileno, en el marco de un plan de inversión de US$2.600 millones hasta 2014, con el cual planea casi duplicar el número de tiendas que actualmente posee.

G20: ni fu ni fa

G20: ni fu ni faEn un comunicado firmado al final de la reunión -la quinta del Grupo de los 20 desde que la crisis financiera internacional estalló en 2008-, los líderes se comprometieron a avanzar hacia tipos cambiarios determinados por el mercado y evitar devaluaciones con fines competitivos.

Argentina: Las industrias “recuperadas”

Por Raúl Dellatorre Página12

Tres comisiones de la Cámara baja aprobaron el dictamen de modificación de la ley de quiebras. Habilita a los trabajadores a lograr la continuidad de la actividad y el resguardo de las fuentes laborales. Podrán comprar la planta con sus créditos laborales.

2017: El BRIC+3 desplaza al G-7

Leonel Carranco Guerra
ALAI AMLATINA, 11/11/2010.-
Antes de empezar
Es interesante ver que en las actuales cumbres del G20 o mejor dicho G19+1 (ya que son 19 países más el Banco Central Europeo)[1], siete países emergentes destacan por sus grandes avances económicos lo cual les ha permitido ser actores importantes en la construcción de un nuevo orden económico multipolar. Estos siete países emergentes son el BRIC (Brasil, Rusia, India y China) mas Turquía, Corea del Sur e Indonesia, a este conjunto de naciones las nombraremos como el BRIC+3. El mundo económico se dirige hacia un nuevo orden en donde podemos observar el declive del G-7 político[2] mientras que el BRIC+3 sigue avanzando y ocupando los espacios que ostentan los países miembros del G-7 político.

Página 6 de 8