Sabado, 16 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

„No extraditaremos a Hopp a Chile“

Krefeld, Renania (Alemania).- “No extraditaremos a Hartmutt Hopp a Chile” declaró tajantemente el jueves 18 John Reyels, funcionario del Ministerior de Relaciones Exteriores alemán en Berlín ante una consulta del periódico renano Westdeutsche Zeitung (Gaceta del Oeste Alemán). El funcionario agregó que “esto tiene rango constitucional”.

La orden internacional de captura en contra del que fuera sindicado como el “Ministro de Relaciones Exteriores” de Paul Schäffer en Colonia Dignidad llegó a la Fiscalía Federal Alemana el día 20 de mayo a Berlín. La orden proviene de un tribunal chileno. Existe un tratado de extradición entre Alemania y Chile, pero se topa con una disposición europea que establece que criminales condenados en el extranjero sólo pueden ser extraditados dentro de los países de la UE.

Las actas con la petición de extradición en contra del médico chileno-alemán de 66 años, no habían llegado al cierre de esta nota.

Con esos documentos la justicia alemana debe abrir una investigación y procesar al inculpado para posteriormente decidir su extradición de acuerdo al Derecho vigente en Alemania.

Hopp arrendó un depoartamento muncipal en la localidad de Willich-Schiefbahn donde se mudó el 25 de mayo pasado. El matrimonio se había hospedato en un hotel antes de esa fecha.

Cancelaron el arriendo y la garantía al contado.

Hartmutt Hopp y su esposa reciben ayuda social del municipio del pueblo por un monto de 506,37 Euros mensuales ya que son cesantes y sin medios, como debieron probarlo ante la Oficina Social.

El médico, que en su juventud fuera enviado a los Estados Unidos a estudiar medicina por Paul Schäffer, fue uno de los “favoritos” del pederasta fallecido y que en su vida violó a cientos de niños chilenos y alemanes  en Alemania y en la Colonia Dignidad y que siempre logró escapar a la justicia, en gran parte por la protección que le prestó por años la Embajada de la República Federal de Alemania en Chile y posteriormente la dictadura de Pinochet con la cual colaboró estrechamente.

Hopp en su calidad de médico de la Colonia se transformó en la “cara amable” de Paul Schaffer en los años posteriores a la dictadura en Chile e incluso apareció “condenando” los delitos de Schäffer cuando este –acosado por las acusaciones ante los tribunales chilenos de sus víctimas- huyó a Argentina desde donde fue extraditado y juzgado en Chile sin llegar a ser condenado (como Augusto Pinochet), porque falleció a los 88 años. El pederasta alemán terminó su días en un hospital.

Hopp enfrenta en Chile acusaciones por complicidad con Paul Schäffer en casos de abuso de menores y por homicidio ya que el “Tío permanente” Paul Schäffer facilitó los recintos de la Colonia Dignidad durante la dictadura para que la DINA y su sucesora la CNI cometrieran homicidios, torturas y mantuvieran prisioneros en esos recintos a luchadores de la resistencia chilena.

Hopp está siendo reclamado por la justicia chilena por una acusación que le puede costar cinco años de cárcel en Chile: abuso de menores en grado de complicidad y complicidad en homicidio.

Hopp viajó a Alemania, acompañado de su esposa, vía Argentina y Paraguay cuando la investigación judicial llegó al punto en que quedó evidente que el fue uno de los que ayudaban a Paul Schäffer a “escoger” a los niños que llegaban a la Colonia a “pasar vacaciones” y que terminaban siendo violados por el pederasta tuerto del ojo derecho.

La policía local de Krefeld, con una actitud muy conocida cuando se trata de personas que no son del campo de la izquierda o contestatarios en Alemania, manifestó que “no tenemos ningún interés en el señor Hopp” lo que significa que no moverán un dedo para cumplir la orden de captura y si lo mueven será de mala gana y lentamente cuando algún juez les ordene moverse. Este tipo de actitud ha beneficiado a los miembros criminales de la Colonia Dignidad en toda su existencia desde los años 50 del siglo pasado.

Por otro lado la justicia alemana no lo hace mejor, ya que un juez se apresuró a declarar que en el caso de Hopp los deliros de complicidad para abusos sexual a menores estarían “prescritos” según la legislación alemana.

Sin embargo en el caso de Hopp no sólo se trata de abusos a menores sino que de tres casos de “detenidos desaparecidos” que según la legislación alemana son delitos contra la humanidad y no prescriben.

Según una información exigida por parlamentarios alemanes del Bundestag a la Cancillería (Ejecutivo) alemána un grupo de políticos democrata cristianos chilenos de visita en Berlín habrían solicitado a la Canciller Angela Merkel y al Presidente del Parlamento la extradición de Hopp.

Condenan a Kurt Schnellenkamp Nelaismischkies y Rudolf Cöllen Franzkowsky por complicidad en homicidio

SANTIAGO.- La Corte Suprema condenó a dos ex integrantes de Colonia Dignidad por su responsabilidad en el homicidio del ex miembro de Patria y Libertad y ex agente de la DINA Miguel Becerra Hidalgo, quien murió envenenado al interior del enclave alemán, en julio de 1974.

Se trata de Kurt Schnellenkamp Nelaismischkies y Rudolf Cöllen Franzkowsky, quienes fueron condenados a 541 días de presidio remitido por su responsabilidad como encubridores de homicidio.

La decisión fue adoptada en fallo dividida por la Segunda Sala del máximo tribunal, con el voto a favor de los ministros Jaime Rodríguez, Hugo Dolmestch y Carlos Künsemüller, y en contra de Nibaldo Segura y Rubén Ballesteros, quienes acogieron la figura de la prescripción de la acción penal.

 

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar