Viernes, 15 Diciembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Caso asesinato en Salta: análisis genético acusa a un segundo violador

Victoria Ginzberg para Página/12 de Buenos Aires

Paris (Francia).- El canciller Héctor Timerman abrazó a Jean Michel Bouvier en la puerta del hotel George V ayer en esta ciudad.

El hombre, padre de una de las turistas asesinadas en Salta, se subió a una camioneta gris que lo esperaba, sin hacer declaraciones. Acababa de reunirse con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante media hora. “Fue un encuentro muy cálido. El agradeció por la actuación de la Justicia y dijo que iba a viajar a Buenos Aires cuando se hiciera el juicio”, definió el subsecretario de Medios, Alfredo Scoccimarro. El encuentro con la familia de Ca-ssandre Bouvier, una de las dos Estudiantes asesinadas en la Quebrada de San Lorenzo, fue la primera actividad de la Presidenta en Francia, adonde llegó ayer y se quedará hasta mañana

Mientras anochecía en París, Bouvier, de saco gris, anteojos, pelo y barba cana y de mediana edad, entró caminando al hotel junto a su hija Aliénor Bouvier, hermana de Cassandre. Ambos estuvieron durante un poco más de media hora con Cristina Fernández de Kirschner; el embajador argentino en Francia, Aldo Ferrer; el canciller Timerman y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. El encuentro se llevó a cabo en un salón del subsuelo del hotel. “Le agradeció por cómo había actuado la Justicia y le dijo que quería estar en Argentina cuando se realizara el juicio. Dijo que esto pudo haber pasado en cualquier lugar del mundo, incluso en Francia”, apuntó Sco- ccimarro al término de la reunión. También contó que la hermana de Cassandre recordó que a la joven asesinada en Salta le encantaba América latina y que le hubiese gustado vivir en la Argentina.

 

La familia Bouvier, según revelaron funcionarios del gobierno argentino, estaba al tanto de las novedades de la investigación que se conocieron ayer y que indican que dos de los acusados violaron a Cassandre y uno de ellos a su compañera Houria Moummi. Scoccimarro informó que el encuentro se gestó a pedido de la familia Bouvier, quienes manifestaron su deseo de ver a la Presidenta al enterarse de que ella estaría a París. “Ella accedió de inmediato”, agregó. La familia de las jóvenes asesinadas en Salta –comentaban los periodistas franceses y corresponsales extranjeros que estaban cubriendo el hecho– es de muy bajo perfil y nunca han querido tener contacto con la prensa. Cuando estuvieron en la Argentina, de hecho, desde el gobierno de Salta se pidió prudencia a los medios porque los padres de las Estudiantes francesas deseaban que se respetara su intimidad.

 

La investigación sobre las jóvenes asesinadas en la Quebrada de San Lorenzo también podría estar presente en la reunión que CFK mantendrá mañana con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy. Durante la reunión de ayer, la Presidenta recordó que él la había llamado para interiorizarse sobre la causa judicial y también para agradecerle por los avances del caso.

 

Desde Argentina el periodista de diario Página/12, Carlos Rodríguez, informaba que la nvestigación de las muestras genéticas obtenidas de los cadáveres de las jóvenes asesinadas y violadas en Salta, había arrojado como resultado la identificación de un segundo implicado y que Lasi, el principal acusado hasta ahora, habría violado a las dos mujeres.

Dos de los tres detenidos por el doble crimen de Salta dejaron huellas genéticas de abuso en el cuerpo de una de las turistas, se informó ayer, escribe el diario de Buenos Aires. Uno de ellos ya había dejado rastros de semen en la otra víctima.

Cassandre Bouvier (29), una de las dos turistas francesas que fueron violadas y asesinadas en Salta, tenía en su cuerpo rastros genéticos que se corresponden con los ADN de dos de los tres detenidos que tiene la causa. Se trata de los imputados Gustavo Lasi (24), de quien ya se había constatado la presencia de semen en la otra víctima, Houria Moumni (24), y de Santos Clemente Vera (37), cuya participación en el abuso sexual se está confirmando ahora en forma directa por medio de una prueba contundente.

La información fue proporcionada a Página/12 por el vocero del Poder Judicial de Salta, Marcelo Báez, quien dijo que “por el momento” no se pudo conformar la presencia de patrón genético perteneciente al tercer detenido, Daniel Octavio Vilte (23), en los estudios realizados en Buenos Aires por expertos de la Facultad de Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA). De todos modos, Báez aclaró que todavía se aguardan novedades respecto de “otras dos muestras cuyos resultados recién se van a conocer este viernes o el lunes de la próxima semana”.

Ayer lunes 12 por la mañana, el juez de la causa, Martín Pérez, comunicó las novedades a los detenidos Lasi y Vera, a quienes ofreció la posibilidad de ampliar sus declaraciones indagatorias para que argumentaran en su defensa. Los dos detenidos, por consejos de sus abogados, se negaron a hablar. “El tercer imputado, Daniel Vilte, podría ser llamado a declarar este viernes o el lunes de la próxima semana, cuando se conozcan los resultados de las muestras que están siendo analizadas por los expertos de la UBA”, precisó Marcelo Báez. El juez Pérez, en breve diálogo con la prensa, confirmó el avance en la investigación, que ya tiene siete cuerpos y cuya acusación “va tomando forma definitiva”, según dijo el magistrado.

El vocero del Poder Judicial precisó que “en el caso de Vera se analizaron muestras de epitelio (tejido tenue que recubre las mucosas y glándulas del cuerpo), mientras que en el caso de Lasi se volvieron a encontrar restos de semen, como ya había ocurrido en el cuerpo de la joven Moumni”. Esto significa que Lasi, según el resultado de los análisis, abusó sexualmente de las dos mujeres.

Hasta ahora, la de Lasi es la única versión que se conoce sobre cómo ocurrieron los hechos, en la tarde-noche del 15 de julio pasado, en la zona de la Quebrada de San Lorenzo, a 12 kilómetros de la ciudad de Salta. Lasi, cuando le hicieron conocer los resultados que determinaban que había abusado sexualmente de Houria Moumni, aseguró ante el juez que lo había hecho “obligado a punta de pistola” por Vera y Vilte. Dijo de ellos que “estaban cazando patos” en la zona y que ambos se encontraban “machados” (ebrios), mientras que él estaba oficiando de guía de las dos chicas. Los dichos de Lasi fueron desmentidos por Vera y por Vilte, quienes lo acusaron de ser “un mentiroso”. Lasi aseguró que los que asesinaron a balazos a las dos turistas francesas fueron Vera y Vilte. Lo extraño es que el arma utilizada, una carabina marca Baatan calibre 22, pertenece a la familia Lasi.

“Está claro que la situación de Lasi se complica cada vez más y que hay dudas sobre la veracidad de sus dichos, pero la declaración indagatoria es una medida de descargo en la cual los imputados no tienen que declarar bajo juramento de decir verdad”, recordó ayer el vocero judicial Báez.

El jefe del Servicio Médico Forense de Salta, Benjamín Ruiz de los Llanos, le había confirmado a Página/12, el 11 de agosto pasado, que las dos turistas habían sido abusadas, pero que era notorio que en el caso de Cassandre “se advertía un mayor grado de violencia” en razón de “las lesiones que encontramos durante la inspección externa del cuerpo”.

A Cassandre la asesinaron de un tiro en la cabeza cuando estaba de rodillas, mientras que Moumni recibió un disparo por la espalda cuando intentaba escapar, luego de haber visto cómo asesinaban a su amiga.

Ayer se confirmó, en forma dramática, el alto grado de violencia que ejercieron sobre Bouvier. Las muestras de semen que se corresponden con el ADN de Lasi fueron halladas en la zona vaginal, mientras que los restos de piel identificados como pertenecientes a Vera aparecieron en la región anal. Ahora restan analizar muestras que se tomaron en la boca y en la vagina de las víctimas. Fuentes allegadas a la causa señalaron que “todavía no se explica cómo comenzó la agresión, porque por lo general los violadores actúan en soledad y con víctimas a las que conocen previamente”. Las dos mujeres habían ido a conocer la Quebrada de San Lorenzo y llegaron hasta el Mirador, donde fueron sorprendidas por los asesinos.

Según Lasi, primero “manosearon” a Bouvier y luego la violencia fue in crescendo. Como se sabe, Lasi se quedó con el celular y con una cámara de fotos de las víctimas. Primero usó el celular en dos ocasiones y luego se lo regaló a su novia, María Fernanda Cañizares, quien hoy está libre, pero acusada de encubrimiento. En poder de Vera encontraron la funda de la cámara fotográfica.

Otro elemento que agrava la situación de Vera es que después de la aparición de los cuerpos, el 29 de julio, “colaboró” con la policía, como baqueano, en la búsqueda de evidencias para dar con los autores del hecho. Vera incluso acompañó a algunos periodistas a llegar hasta el lugar donde aparecieron los dos cuerpos para que tomaran fotografías. Los propios hermanos de Vera, que al principio habían salido a defenderlo, ahora se declaran “asombrados” por los datos que se conocieron ayer. Aunque siguen pensando que es inocente, ya no salen a la calle a marchar para exigir su libertad.

Contra Vilte todavía no existen elementos de prueba que vayan más allá de la acusación que le hizo Lasi y de la existencia de una segunda arma, un revólver calibre 22, que sería suyo y que habría sido usado para amedrentar a las víctimas. Además de María Fernanda Cañizares, siguen imputados como encubridores Walter y Enrique Lasi, padre y tío del principal imputado; el jardinero Eduardo “El Chato” Sandoval y el jardinero Omar Darío “Pajarito” Ramos. Los tres hombres están acusados de participar en el ocultamiento de la carabina que se usó para matar a las turistas.

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar