Diputados presentan proyecto de ley de regalía minera

Imprimir

Desde la Colonia en Chile se cobra una “regalía” (el Quinto real) a los que extraen minerales del territorio. La Regalía (en inglés Royalty) es equivalente a las licencias que se pagan por patentes, creaciones intelectuales a los autores y propietarios por usar dichos bienes.

La regalía no es un impuesto y tampoco lo es en los países mineros del mundo. En el único país en el que no se paga licencia al propietario (el Erstado chileno), por extraer minerales es Chile. Un grupo de diputados del PPD; la DC; el PS y el PC presentarán en el Parlamento un proyecto de ley que establece dicha regalía. La información fue publicada por el Boletín de noticias del Congreso Nacional el 17 de septiembre.

La iniciativa presentada por los diputados PPD Rodrigo González, Enrique Accorsi, Adriana Muñoz y Felipe Harboe, además de los parlamentarios Alberto Robles (PRSD), Fuad Chahín (DC), Alfonso De Urresti (PS) y Guillermo Teillier(PC) modifica el artículo 19 N° 24 de la Constitución Política de la República y establece que el Estado recibirá como contraprestación de la concesión minera el pago de una regalía que ascenderá a la quinta parte del valor neto de las ventas de todos los minerales, la que será distribuida entre las comunas en donde se asienten los yacimientos y otra décima parte se distribuirá entre los Gobiernos Regionales.

“Queremos anunciar que vamos a presentar un proyecto de reforma constitucional, en relación a un royalty minero, esta vez un royalty de verdad, que significa un impuesto directo a las ventas que se producen por las concesiones mineras”, declaró el diputado Rodrigo González, principal impulsor de la iniciativa.

Este impuesto, agregó, “es usado de acuerdo a la tradición de Chile que viene desde la época de la colonia, en un quinto de las ventas que se produzcan en nuestros yacimientos mineros para que sea entregado en un décimo a las regiones de Chile y en un décimo a las comunas mineras, de tal manera que el 80% de la recaudación pase al erario nacional, 10% a las comunas mineras y 10% a las regiones”.

Para el diputado PPD, “el porcentaje de recaudación que se obtendría con este royalty -de verdad- significaría un incremento que podría llegar a tres a cuatro veces la recaudación del actual impuesto específico”. “Creemos que esto da respuesta tanto a la necesidad de contar con un royalty como el que existe en todos los países del mundo, como en Argentina, en Bolivia, en Australia, en Canadá, EEUU, y al mismo tiempo va a dar una respuesta real y efectiva, con fondos suficientes para la creación de recursos para el desarrollo de las regiones y especialmente para las comunas mineras”, puntualizó el parlamentario.

Por su parte la diputada Adriana Muñoz lamentó que “ayer se haya aprobado sólo por un voto de diferencia un impuesto específico a la minería, tan mezquino para Chile, y que otorga hasta el año 2025 una invariabilidad tributaria, es decir, se congela el cobro de impuesto a la gran minería”.

“Nosotros queríamos abrir un debate de un royalty de verdad en la propuesta legislativa que hicimos al Gobierno. El Ejecutivo se negó a llegar a una mesa de trabajo, a un acuerdo para haber permitido que la invariabilidad tributaria de las grandes mineras terminara el 2017, y pudiésemos haber empezado con este royalty de verdad a partir de ese año, por lo que hoy día vamos a contraatacar con esta propuesta”, precisó la legisladora del PPD.

Por su parte, el diputado PC Guillermo Teillier indicó que “espero que en el Senado se revierta lo que ocurrió ayer en la Cámara de Diputados, y que se rechace la invariabilidad para que se permita abrir una discusión de fondo respecto del royalty, porque en Chile no existe, lo que sí existe es un impuesto especifico, el que finalmente las grandes empresas mineras terminan burlando y lo que le dejan al país es un aporte muy mezquino”, enfatizó el parlamentario.

“Si nosotros queremos pensar de verdad en el desarrollo de Chile, ser un país realmente desarrollado, tenemos que ser capaces de recuperar en la mayor parte posible nuestra riqueza básica que es el cobre”, dijo Teillier.

En tanto, el diputado DC, Fuad Chahín declaró que “como Democracia Cristiana nosotros rechazamos ayer el proyecto del Gobierno porque nos parece que es absolutamente irresponsable renunciar a la soberanía del poder legislativo asegurándole hasta el año 2021 invariabilidad tributaria a las grandes empresas por unos pocos recursos para financiar proyectos en regiones y reconstrucción ahora”.

“Esos recursos los podemos tener por la vía de un crédito tributario, por la vía de mantener el aumento del impuesto a la renta y no vamos aceptar el chantaje de la derecha señalándonos que las empresas no van a invertir si no les damos más invariabilidad”, aseguró.

A decir de Chahín “las empresas invierten en Chile primero porque hay mineral, de buena calidad, de buena ley, cercano a los puertos. Hay estabilidad política, hay estabilidad económica y por lo tanto tenemos que valorar nuestros recursos naturales”.

Finalmente, el diputado DC concluyó señalando que “no vamos a aceptar la amenaza y el chantaje de las empresas mineras a través de los parlamentarios de derecha pidiéndoles que les aseguremos una invariabilidad hasta el año 2021. Eso no es responsable”.