Domingo, 19 Noviembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

México: cohecho con tarjetas de débito

E-mail Imprimir


4 Julio 2012 (CUBADEBATE).-  Bien se puede asegurar que el caso calza justo con el refrán popular “genio y figura hasta la sepultura”. El candidato del neoliberalismo (había dos en las elecciones presidenciales de México), repartió tarjetas bancarias de débito a los votantes pobres para comprar sus votos antes de la elección y junto con mentirles acerca del monto de las mismas, las activó a unos días de la elección y los obligó a correr a gastar el monto en los supermercados para comprar comida bajo amenaza de anularlas.

La metáfora del capitalismo salvaje no puede ser mejor: un “regalo” que esconde una mentira y que está presentado con colores brillantes y diseño del mejor marqueteo publicitario. Siguiendo con la exactitud notable de esta metáfora, las tarjetas inauguran un nuevo método de cohecho. En el pasado les entregaban billetes cortados cuyas mitades debían ser retiradas después de la elección o como en Chile en que les daban un zapato y el otro debía ser ritado después. En méxico y Chile también se usaba invitar a los votantes a comilonas con torrentes de bebidas. La imaginación no conocía límites para cohechar votos. Hoy el neoliberalismio fiel a su estilo publicitario y mentiroso modernizó el fraude electoral y lo hace con tarjetas con cinta magnética...
El gasto se justifica desde una cuenta de “costo beneficio”: lo que estaba en juego en al elección son cientos de miles de millones de dólares que las trasnacionales y la oligarquía mexicana podría pertder si hubiesen elegido a López Obrador el candidato de izquierda. Unos pocos pesos en tarjetas de débito para votantes ingenuos bien valía la pena, como quedó demostrado.
Según un cable de la agencia AP difundido por varios medios de prensa, miles de mexicanos se apresuraron este martes a los supermercados para comprar alimentos con tarjetas de débito, que según aseguraron sus portadores, les regaló el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ganador de las elecciones del pasado domingo.
Algunos de los poseedores de las tarjetas se quejaron de que no recibieron tanto como se les prometió o de que algunas tarjetas ni siquiera funcionaban. Los vecinos de una de las tiendas ubicada en un barrio pobre de las afueras de la Ciudad de México dijeron que la multitud de clientes, inusualmente grande, les impedía hacer sus compras diarias.
Algunos de quienes hacían fila para usar sus tarjetas de regalo dijeron que las recibieron a cambio de apoyar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo candidato Enrique Peña Nieto ganó la presidencia, según el conteo preliminar de votos. Algunos llevaban gorras y camisetas rojas con el nombre de Peña Nieto en letras blancas.
María Salazar, una estudiante universitaria de 20 años, se presentó con su padre, Antonio Salazar, de 70 años, para cobrar tres tarjetas de regalo.
“Nos las dieron a nombre del PRI y del ‘diputado’ Héctor Pedroza (un candidato del PRI al Congreso), y nos dijeron que contaban con nuestro voto”, dijo María Salazar afuera de la tienda, mientras llevaba bolsas de plástico llenas de papel higiénico, aceite, arroz, galletas saladas y sopas instantáneas de fideos.
Su padre cargaba dos bolsas de comestibles y un sobrino de María, de ocho años de edad, llevaba otra.
“Nos dijeron que eran de 500 pesos (37,50 dólares) y llega uno a la caja y son de 100 méndigos (infames) pesos (7,50 dólares)”, dijo ella.
“Nos dijeron que teníamos uno o dos días (para canjearlas), porque las iban a cancelar”, dijo Antonio Salazar. “Es una chingadera (un acto ruin)”, agregó.

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar