“Saqueos” en la UCV: montaje de propaganda

Imprimir

Durante los primeros días de esta semana varios medios festinaban con los “destrozos y saqueos” que supuestamente hubo en las tomas de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, específicamente en el edificio Monseñor Gimpert donde se hablaba del robo de  computadores, proyectores y otros artículos electrónicos y dejando como principal responsable a la Federación de Estudiantes, agrupación que fue criticada incluso por Hinzpeter hasta que en el día jueves la mesa ejecutiva de la federación hizo llegar hasta el cuartel de la PDI todo el equipamiento que según el rector había sido sustraído, pero que la federación había decidido guardar en sus oficinas para evitar el robo, todo esto acompañado de una declaración pública donde se refieren en duros términos al rector criticándolo por el desalojo, así como también por este montaje que se ha generado, para tratar de criminalizar las tomas, aquí unos fragmentos del comunicado de la FEPUCV.

“La Rectoría ha tratado de justificar, por medio de una campaña de desprestigio a través de los medios de comunicación, ante la opinión pública nacional, ante nuestra comunidad universitaria yante nuestro compañeros y compañeras, que el desalojo era necesario por los daños que tendrían los edificios ocupados y por que estos se habrían convertido en espacios para el delito y el lumpen”

“La toma de la PUCV…se han transformado en el nuevo chivo expiatorio para el gobierno y el ministro Hinzpeter para criminalizar y desvirtuar a este movimiento…”

En Resumen,  estamos en presencia de otro montaje realizado por el gobierno que se termina cayendo, así como todos los que han tratado de hacer para criminalizar al movimiento estudiantil.