Cristian Precht es inocente

Imprimir

SANTIAGO.- El Arzobispado de Santiago cerró la investigación previa sobre la denuncia presentada en las últimas semanas contra el presbítero Cristián Precht por supuestos abusos sexuales.

Esta acusación había causado desasociego en numerosos círculos solidarios en el seno de la Iglesia Católica y fuera de ella ya que Precht es un destcado sacerdote cuya integridad moral y política está  fuera de toda duda. Se ha distinguido por su compromiso irrenunciable con los pobres y los que sufren en la sociedad y su biografía está llena de anécdotas de un alto valor humanista. Todos los que leyeron en la prensa la noticia de las acusaciones las rechazaron vehementemente. Este rechazo se vio confirmado por el juicio de la superioridad de esa iglesia.

Dicha denuncia había sido interpuesta por María Carolina Bañados.

Según la declaración oficial, "no hay elementos que permitan acreditar la verosimilitud de los hechos denunciados, en cuanto constitutivos de derecho canónico, es decir, de abuso sexual cometido por un clérigo contra un menor de edad".

Continúa procedimiento administrativo

La investigación previa fue realizada por el padre Marcelo Gidi Thumala S.J. Las conclusiones fueron informadas ayer a la denunciante, según el comunicado.

No obstante, Precht seguirá dispensado de sus responsabilidades pastorales "mientras se realiza un procedimiento administrativo y la autoridad eclesiástica de Santiago analice y discierna los testimonios recogidos en el transcurso de la investigación, en orden a determinar si hubo o no faltas a los deberes sacerdotales", concluye la nota oficial.