Miercoles, 22 Noviembre 2017

Actualizado11:38:01 AM GMT

You are here:

Los “manotazos” de los que perdieron

E-mail Imprimir

Isidro Peñasco
Las líneas de defensa del mundo medial derechista chileno, comenzaron de inmediato la maniobra defensiva cuando se conocieron los resultados de la elección de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, ante el avance claro y nítido de la tendencia que desde siempre han signado de “minoritaria”; “desaparecida” y todos los adjetivos que Ud, quiera asignarle.

Una primera visión tergiversadora fue la de El Mercurio. El “decano” afirmó que nada menos que los simpatizantes de la UDI y el pinochetismo habían votado por Boric en la segunda vuelta, para impedir la elección de Camila Vallejo. La audacia de tamaña mentira es correspondiente con la esencia de los demagogos que conforman la derecha chilena. Naturalmente que esa afirmación no es comprobable, y que solo está destinada a emborrachar la perdiz.
Desde otro punto de vista refleja lo rabioso del anticomunismo de la derecha ya que revela que el odio es contra la organización mas fuerte que sostiene la política y la alternativa mas lúcida y conectada con las mayorías en el país. Recordemos que fue la política correcta de la directiva saliente la que potenció el Movimiento Estudiantil, mas allá de los liderazgos de Camila y los otros dirigentes. Pero sabemos que esta “movida” de El Mercurio, es solo una maniobra para disminuir el impacto que causó el triunfo de Boric y Camila Vallejo en las elecciones de la principal casa de estudios superiores de Chile.
El triunfo de la tendencia general de izquierda es clarísimo. No requiere mayor confirmación. No hay resquicios para ninguna duda. La derecha fue derrotada completamente.
Tampoco hay que olvidar que si la nación chilena tiene una conciencia de si misma, ella está concentrada en la Universidad de Chile. Es allí donde se esrtá preparando la élite nacional del futuro.
Que hay diferencias en las distintas “sensibilidades” (para usar la terminología concertacionista que fue otra derrotada en la elección), es un hecho. No son lo mismo el grupo “Izquierda Autónoma” de Gabriel Boric que el Partido Comunista de Chile y dentro de la alianza de Boric también hay diferencias, pero son mas bien de estilo.
Todos están de acuerdo en que el modelo social, político y económico chileno impuesto a sangre y fuego –como lo ha definidio la dirigenta Camila Vallejo- está -no solo agotado- sino que está llevando al país a una crisis por la incapacidad de la estructura de responder a los requirimientos esenciales de la sociedad. Nada funciona bien, el país está estancado; las fuerzas creativas, la creatividad, la capacidad de emprender están paralizadas, mientras el Gobierno encabezado por nuestro productor de “frases para el bronce” sin mayores consecuecias, se debate en su burbuja y se permite toda clase de faltas, no sólo de prolijidad sino que además  no tiene claro –ello es evidente- que quiere, fuera de privatizar; vender lo poco queda en manos de chilenos, en el camino señalado por el senador Ochagavía en el Congreso en el siglo XIX: “¿porqué no vendemos este país y nos compramos uno mas chico en Europa?”.
En el plano general la visión es atemorizante para la derecha ultra: la clase media está cansada. Está desilusionada; “desencantada”. Camilo Escalona ya no puede hablar de seguir “encantando a la gente”. No se dejan “encantar” con la flauta de este flautista de Amelin que nos lleva al despeñadero.
La promesa mentirosa de que marchabamos al “desarrollo” ya no sirve. La han repetido durante mas de 30 años y Chile sigue marcando el paso. Los problemas sociales siguen sin solucionarse; las minorías continúan en su condición discriminada; la pobreza la arreglan con la estadística y sigue afectando realmente a un tercio de los chilenos; seguimos viviendo con lo que nos dejó Salvador Allende: el cobre nacionalizado, a pesar de que se las arreglaron para regalar a los consorcios extranjeros -que se lo llevan gratis-, dos tercios de la principal riqueza nacional.
No se requiere ser un gran economista para ver que la estabilidad monetaria y presupuestaria de Chile solo se debe a CODELCO. Sin el aporte de la minera estatal Chile hace rato que habría caído en el “corralito” argentino de 2001.
Por estos datos duros, indesmentibles y comprobables y además publicados y analizados por expertos serios que no son pagados por los “think tanks” financiados por Washington; Londres; Berlín o París, es que la clase  media se aburrió y ha comenzado a involucrarse en la política.
Boric lo dijo en una larga entrevista que le hizo el Director de la Radio de la Universidad de Chile, Juan Pablo Cárdenas: “los ciudadanos deben empoderarse; encontrar una orgánica para involucrarse en la política”.
El joven y flamante Presidente de la FECH ha manifestado una sana desconfianza ante los partidos políticos establecidos. Sabemos que es insoslayable el camino a través de los partidos políticos. No necesariamente debe ser el de los actualmente existentes y menos con las personas que hoy están en el escenario, pero que se requiere una orgánica, se requiere.
Sin organización desde la base no hay movimiento que avance. El PC ofrece esa orgánica, pero la predica anticomunista es muy poderosa y por otro lado el PC no ha logrado comunicar eficazmente su mensaje.
Boric criticó al PC por lo que el llamó búsqueda de una alianza con la Concertación para ganar elecciones. Es evidente que el PC no ha pagado ningún precio político de principios o de línea política por esa vinculación electoral y es un hecho que trabajan en el Parlamento tres diputados de ese partido. Si eso es malo para el avance popular, la verdad es que es difícil de formular la lógica de ese argumento.
No ha habido respuesta del PC a esas afirmaciones. Algunos han dicho que con ellas se revela la esencia “anticomunista” de Gabriel Boric. Creemos que no lo es y que caminará con Camila Vallejo la misma ruta en los avatares que se avecinan en Chile en 2012. La dialéctica de Boric está orientada por la mirada fresca y nueva que dan los jóvenes a la realidad nacional. Desconfían de los “viejos” (como lo ha hecho toda generación nueva en todos los tiempos) y tienen razones para desconfiar. La élite nacional –política; económica y social- no ha hecho bien sus tareas. Ninguno de los fines que requiere Chile se han cumplido. Ni la pobreza está desaparecida o reducida a una cantidad desprecaible y manejable fácilmente; ni tenemos un mercado interno ampliado fuerte que sostenga el bienestar de todos; ni estamos industrializados; ni hay un equilibrio sano en la distribución del ingreso; la masa mas grande de trabajadores labora tercerizado y mas encima estamos todos endeudados hasta “la coronilla”. Han sido incapaces. Los unos  cuando se tomaron el poder para realizar su utopía mercantilista y dictatorial; los otros cuando accedieron al gobierno por la benevolencia de la dictadura y el apoyo de Washington, para que “todo cambie sin que cambie nada”.
El barco cruje desde la sentina hasta la cofa del palo mayor y mas encima el timonel anda dando bandazos a estribor y babor sin saber muy bien para donde va; que quiere, fuera de srguir pasándolo bien en la cabina del capitan con sus socios  mientras la tripulaciíon se debate en la inseguridad; la pobreza y la desigualdad.
La elección en la “U” anuncia la primavera como dijo una periodista en Twitter. El 2012 quizás sea el año decisivo, en el cual iniciemos el camino de la prosperidad; la democracia y la libertad.

Escribir un comentario

Este es un servicio de comentarios de ElChileno. Entendemos que Ud comentará las notas bajo su criterio personal y su responsabilidad e identidad. Las notas son monitoreadas y se publican todos los días a una hora indefinida. Nos reservamos el derecho a borrar entradas que no estén en contexto o cuyo fín sea sexista, clasista, racista, segregacionista o antidemocratico


Código de seguridad
Refescar