Privatización del mar: pescadores artesanales la rechazan

Imprimir

Valparaíso, Periódico on-line El Ciudadano.- La pesca artesanal atraviesa por un momento crucial. Es su propia supervivencia la que está en juego. Esto, debido a que la ambición de unos pocos empresarios devoradores ha despojado al mar de los peces que ancestralmente alimentaron a pueblos completos y dieron el sustento a miles de pescadores cuyo oficio, es quizás uno de los últimos que convive en armonía con el ecosistema.

La culpable directa de esta masacre es la industria pesquera que, por medio de la pesca de arrastre, ha arrasado el subsuelo de las costas chilenas. Lo ha hecho amparada en la “ley corta de pesca”, aprobada en 2002 bajo la administración del presidente Ricardo Lagos. Esta normativa rige hasta el 31  diciembre de 2012. Al día siguiente, los derechos sobre los recursos del mar debieran retornar a todos los chilenos. Esto, si el Parlamento no vuelve a legislar en favor de los causantes de la destrucción del mar chileno.
El lunes 5 de diciembre, el ministro Pablo Longueira dio a conocer su proyecto de ley de pesca, que en lo sustancial mantiene el actual sistema de distribución de las cuotas de pesca, favoreciendo a las “siete familias” detentoras de la casi totalidad de los derechos de pesca, despojando de estos a los pescadores y a todos los chilenos.
En noviembre recién pasado el pescador de la Región del Bio Bio y dirigente sindical,  Nelson Estrada, fue el electo presidente por la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach). Esto, en reemplazo de la anterior presidenta Zoila Bustamante, quien a contracorriente de las luchas de su pueblo, se alineó con el sector industrial firmando los acuerdos de la “Mesa Longueira”.
Estrada asume con el objetivo de “luchar por los derechos de los trabajadores pesqueros, lo que implica sacar la pesca de arrastre de nuestras aguas. Si no lo hacemos, estamos condenados a morir de hambre: son ellos o nosotros”.
¿Cuál es la postura de la nueva directiva de la Conapach?
Como directiva tenemos claro que el modelo pesquero que se aprobó por diez años dio pésimos resultados, provocando la concentración económica, sobreexplotando los recursos y excluyendo a la pesca artesanal. Por eso es necesario renovar la administración de pesca, para resguardar los recursos marinos y una cultura ligada a las comunidades costeras que se alimenta y vive de los peces. Nuestra posición es no permitir ningún acuerdo donde estén comprometidas las 5 millas reservadas para la pesca artesanal. Sobre los acuerdos de la mesa Longueira, no aprobamos ninguno donde estén comprometidas las perforaciones dentro de las 5 millas que son de la pesca artesanal, y donde se ratifique el arrastre.
¿Qué propone?
Yo siempre fui uno de los que dijo públicamente que nosotros tenemos una buena organización, este país es muy largo, tiene mucha costa y, por ende, una gran cantidad de pescadores que viven y dan de comer gracias a los recursos marinos. Entonces necesitamos tener una mejor administración de pesca, que permita resguardar la diversidad de la biomasa y, lo más importante, es que se aumente la cuota de extracción para la pesca artesanal,   porque nosotros no hemos depredado el jurel, hace un tiempo se pescaba hasta un millón cuatrocientas mil toneladas e incluso se llegaron a pescar siete millones de toneladas de jurel, pero ahora esta especie casi no se da, fue depredado y no por nosotros, sino por la pesca industrial.
Según el ministro Longueira, el proyecto de ley garantiza la sustentabilidad y regula la entrega discrecional de cuotas ¿será así en la realidad?
Nooooooooo…….Aquí la verdad es que el gobierno está trabajando para la gran industria en desmedro de la pesca artesanal. Se olvida que en diez años los industriales arrastreros casi extinguieron los peces de Chile. Y el Ministro Longueira los quiere premiar regalándoles a perpetuidad los recursos pesqueros de Chile. Los pescadores no podemos permitirlo. Pero no hay que olvidar que los peces no son sólo de los pescadores, sino que son un alimento que le pertenece a todos los chilenos… y lo están extinguiendo…
Y trata de ocultar y disfrazar eso de mil maneras, sin vergüenza.
¿Por qué decidieron reestructurar el directorio de la Conapach?
Debido a los acuerdos que se firmaron con la anterior administración, con las perforaciones incluidas de las cinco millas, estos no fueron transparentes y no se le comunicó ni a las bases ni a las caletas de los pescadores, vale decir, los actores principales que son lo pescadores artesanales no tenían idea y por eso es que hay un descontento.
Las metas que nos fijamos son realmente trabajar para la pesca artesanal y recorrer todas las caletas y todas las regiones donde marquemos presencia y que se sienta que realmente la confederación está trabajando por los pescadores y no por la industria.
¿Qué percepción tiene de las autoridades políticas?
Estaba en la Comisión de Pesca del Senad y uno de ellos dice ‘que los pescadores no hacen el esfuerzo (de pescar)’. O sea, están totalmente fuera de foco, desconocen el esfuerzo que hace el pescador artesanal en la embarcación. Honestamente pienso: no he visto ninguna embarcación transpirando porque llegue al puerto cargada, pero sí he visto pescadores que cansados de tanto lanzar y de la larga jornada de trabajo sin obtener nada. El esfuerzo es compartido, hay quienes ponen el capital pero nosotros colocamos la mano de obra, los pescadores que trabajan arriba de las cubiertas, los que trabajan arriba de los botes, todos tienen que tener una dignidad laboral y seguridad para ellos y para sus familias.
¿Por qué las autoridades se niegan a reconocerlos como nueva directiva?
Son doce dirigentes naciones los que están conmigo y con los que se llegó a un acuerdo de restructuración del directorio. La ley permite la reestructuración y nosotros hemos hecho todos estos cambios bajo el marco de lo legal. Pienso que hay intereses creados, ya que obviamente a las autoridades les conviene que nuestra confederación quede acéfala, que finalmente nuestra lucha se debilite y que termines enfrentándonos pescadores contra pescadores.
Pero la censura a la nueva directiva está repleta de irregularidades, avaladas por la Inspección del Trabajo, que ya se están aclarando, porque sabemos que contamos con el apoyo de la mayoría de los sindicatos, muchos de los cuales estuvieron representados en las movilizaciones del día 6 de diciembre en Valparaíso, donde además nos quedó claro que el gobierno no quiere dialogar ni ceder en sus puntos, pero seguiremos luchando y desde nuestra casa, el mar.
¿Cuál es el objetivo final?
Primero no desaparecer como actividad pesquero artesanal. El mensaje que puedo traspasar a los pescadores artesanales es que, si hoy día nosotros no somos capaces de cambiar la historia y tener un mejor funcionamiento para la pesca artesanal, y arreglar la situación laboral de los pescadores, vamos a desaparecer, así de simple, es muy delicado el tema.
Entonces, espero que tengan un poquito de confianza y que nos den el respaldo que necesitamos para seguir luchando por todos nosotros. Hay que socializar el tema y conversarlo con las bases, he visitado muchas caletas donde no tienen información de nada, hay pecadores que ni siquiera han declarado en sernapesca y van a perder sus embarcaciones y sus recursos, eso es simplemente por falta de información. Necesitamos más regulación y más fiscalización porque no podemos seguir aguantando que los recursos marinos se sigan contaminando. Yo quiero doce millas, y que ese sea el resguardo de la pesca artesanal.


*Corresponsal del semanario mexicano Proceso; colaboración especial para el Clarín de Chile.