Estudiantes no aceptan conversar con el nuevo ministro

Imprimir

Con una sorpresa se encontraron ayer los dirigentes universitarios y secundarios que concurrieron al Ministerio de Educación a entregar una carta con un resumen de sus demandas. Cuando entregaban la misiva, los alumnos fueron invitados a subir al despacho del nuevo ministro de Educación, Harald Beyer. Sin embargo, declinaron encontrarse con él.

Según explicó el presidente de la FEUC, Noam Titelman, la decisión de reunirse con la autoridad debe tomarse democráticamente con las bases de cada casa de estudios y en la reunión del pleno de la Confech, la que se realizará el próximo 6 de enero.
Misiva
Titelman explicó que la idea de entregar un documento con un resumen de sus demandas a la nueva autoridad apunta a "dejar en claro que las cosas que se han discutido, las cosas que se han levantado, las demandas que hemos planteado por una educación pública de calidad, democrática y para todos, siguen en pie y seguirán en pie mientras tengamos el sistema injusto que tenemos hasta ahora".
En el mismo sentido, la vicepresidenta de la FEC, Camila Vallejo, afirmó "que el movimiento va a continuar porque no se han generado soluciones concretas y estructurales".
El presidente del Centro de Estudiantes del Instituto Nacional, José Soto, agregó que valoran la actividad académica de Harald Beyer, pero les preocupa que, a través del CEP, haya trabajado con sostenedores de colegios particulares subvencionados y que ello vaya en desmedro de la defensa de la educación pública.
"Esperamos que primen los intereses del país más que los intereses corporativos", afirmó el dirigente secundario.